Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Blues Motel

Otra noche mágica

Cronista: Gentileza: Rocio Rimoldi | Fotos: Beto Landoni

17 de Julio, 2010

Otra noche mágica

Pasada la medianoche del sábado, Blues Motel se presentó una vez más en La Trastienda, adelantando algunos temas de su próximo disco.

En el tradicional barrio de San Telmo, el frío parecía no sentirse. Una noche de rock and roll con todas las letras, se avecinaba, y las expectativas fueron colmadas gracias a una banda con experiencia como Blues Motel.

De su inminente disco Siglo Desastre, el décimo de su carrera, la banda interpretó sólo dos temas: “Cuando el tiempo se detenga”, que contó con un impecable solo de batería en el que se lució Maxi Larreta; y “Andanzas”, un rocanrol ligerito a los que tiende a acostumbrar Blusmo.

También el cantante Gabriel Díaz pudo mostrar sus afinadas destrezas musicales. Acompañado por su guitarra electroacústica en “Ese chico llora igual”, con la pandereta en “Voy subiendo” y exigiendo a su armónica en “Dejame entrar” y “No me puedo quedar”.

La impecable puesta en escena de los seis integrantes del grupo demuestra cómo fue creciendo la banda a lo largo de los años y de los cambios en la formación. Y cada vez se hace más lejano aquel año ´89 cuando empezaron a tocar. Sin embargo, el hit “Dame magia”, de su álbum debut Volumen I (1994), continúa conservando el mismo encanto y fue coreado por todos en una velada por demás rockera.

Con un estilo marcadamente “setentoso” como marca registrada, los integrantes de la banda llevan el pelo largo, visten pantalones Oxford y usan anteojos oscuros. Entre los temas más festejados por el público, estuvieron “Rodar” y “Buscando” (Corazón de Buey 2004). Pero también hubo espacio para interpretaciones más lentas como “Sigo” y “Como un perro” (En la casa de piedra 2006). Y sin dudas, “Brujos” (Malbec 2001) se llevó todos los aplausos de los seguidores que, con las luces del lugar encendidas, no pararon de corear “Vamos Blues Motel” al ritmo de la canción.

Entre el público de la banda, se pudo percibir una diferencia generacional pero que coincide finalmente en la misma pasión por la buena música. La gran mayoría, anda por los treinta o más y sigue la trayectoria de la banda desde los primeros años de formación. También están las caras nuevas que se van sumando, como un grupo de chicas adolescentes que de la mano de “Mirá cómo estás” mitigaron el frío bailando rock and roll.

Para ir terminando la noche, llegaron los últimos temas: “Es un círculo” (Golpea, 2006) una versión con mucha potencia que avivó al público y “Ángel” (Mientras las guitarras suenen, 1995) que fue coreado por los presentes. Cuando parecía que el show llegaba su fin, la banda volvió a salir para sorprender con “El indio” y para cerrar con un himno “Rock and roll en la carretera”, otro viejo clásico que despertó pasiones.

Hace ya varios años que Blues Motel se ganó el reconocimiento dentro del ambiente, como una banda independiente y fiel a los principios del rock and roll.

TODAS LAS FOTOS