Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Renga

Y Rugió La Bestia En Liniers...

Cronista: Gentileza: Gaby Salomone | Fotos: Gentileza: Prensa

15 de Julio, 2005

Y Rugió La Bestia En Liniers...

La Renga desplegó toda su energía en Vélez y cerca de 40 mil personas rugieron en un show vestido de homenajes

Donde toca uno, tocan 10 y más. Sabemos de su habitual despliegue de energía, también de su infinita convocatoria bien aprovechada, en este caso, con la solidaria actitud de compartir su espacio. Fueron más de una decena el total de las bandas under que invitadas por La Renga tocaron en la previa de los shows del sábado y domingo en Vélez.

Pero no todo quedó ahí, como si el Chizzo, Tete y Tanque se negaran a su protagonismo (algo inevitable por cierto), también sus shows fueron a puro homenaje... se trató de la primera presentación de la banda en Capital Federal desde la tragedia de Cromañón, son muchos los que hoy no están desde diciembre, y ellos no se olvidaron de nadie, ni de las víctimas, ni de Pappo, ni de las bandas que pelean por un lugar donde tocar, y hasta del Korneta (Los Gardelitos).

La Patria también tuvo su conmemoración: un cuarto de luna asomaba a la noche como fondo de la escenografía que emulaba la Casa de Tucumán en los laterales del escenario. Y el 9 de Julio fue sellado al son de “no es que no la merecía “clonaron mas vende patrias/ de lo que uno se imagina” (Vende Patria clon, La Renga 1998) donde asomaron algunos globos celestes y blancos entre la gente.

El show arrancó una hora más tarde de los previsto (a las 7) y la banda de Mataderos estalló con “Detonador de sueños” y siguieron con “Las Cosas que hace” y “A tu lado” cuando el Chizzo esbozó “Gracias chicos por no tirar bengalas ni cohetes” . Si, el espíritu de conciencia y solidaridad que no deja de expandirse desde la tragedia fue explícito para La Renga desde el lema del show “El rock no morirá jamás” , pasando por el espacio brindado a las otras bandas, hasta la versión de “Panic Show” dedicada a las víctimas, que el Chizzo interpretó con una guitarra verde que le regaló el padre de un fan de Callejeros que murió en el incendio.

Las reminiscencias se sucedieron con el estreno del tema “Viva Pappo” que sonó dos veces, la segunda para el cierre ya con la presencia, previa disculpa por el retraso del hijo del Carpo, Luciano Napolitano, que venía de tocar a 600 kilómetros, según aclaró el Chizzo para explicar el por qué de la segunda interpretación.

Minutos antes para “En Ser yo” subió Eli, uno de los integrantes de Los Gardelitos que eligió el tema para dedicárselo a su padre, Eduardo "Korneta" Suárez, creador de la banda del Bajo Flores, que falleció en diciembre del año pasado.

Fueron dos horas y media donde la banda de Mataderos provocó fiesta, emoción, adrenalina y cánticos durante la treintena de temas con los que repasaron su trayectoria y no dejaron ningún clásico afuera, entre los que sonaron “Hablando de la libertad”, “Caminito” y “Voy a bailar a la nave del olvido” .

Claramente La Renga siempre suma, en despliegue, en convocatoria y por sobre todo en una generosidad que va más allá de la de cautivar con la energía que generan desde el escenario, sino esa en la que demuestran que la masividad y el estrellato no siempre arrasan con el espíritu solidario, sencillo y humilde con el que puede nacer una banda.
TODAS LAS FOTOS