Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Mimi Maura

Mensaje especial

Cronista: Sergio Visciglia | Fotos: Beto Landoni

24 de Julio, 2010

Mensaje especial

Mimi Maura lanzó en Niceto su nuevo álbum titulado Días de sol.

Mientras hace pie en Puerto Rico, la pareja Mimi Maura-Sergio Rotman cerró el pasado sábado en Niceto una mini temporada de dos meses y medio en Buenos Aires, con el lanzamiento de su nuevo trabajo discográfico. Alrededor de las diez y media de la noche entonces, el comienzo del show se adueñó del lado oscuro del disco en cuestión, Días de sol, con dos nuevos temas como “Hacia la eternidad” y “Adiós a los tiempos”, dueños de letras apocalípticas que, con otra música de fondo, tranquilamente podrían pertenecer a cualquier disco de Cienfuegos, el lado distorsionado del también “Cadillac” Sergio Rotman.

Los vientos se subieron al escenario y “No, no, no” y “Yo no lloro más” le dieron baile a la jornada, como así también lo hizo otro estreno: la preciosa “Canción a Nereida”, pieza inédita de Mike Acevedo, el padre de Mimi, dedicada a su mujer. A su término, “Feliz en mi soledad” y “Al borde del tiempo” (con el teclado de Dante Clementino comandando la melodía), dos de las mejores canciones de Raíces de Pasión (2001), llegaron reversionadas y acompañadas del coro de un público que se encargó, una vez más y como ya es costumbre, de llenar el recinto rockero palermitano por excelencia, aquel que fuera testigo de innumerables conciertos de la banda durante la década pasada.

Pasó otro estreno, “Quemapuentes”, y fue el turno entonces de un doblete de otro disco, Mirando Caer La Lluvia (2007), con “El día de mi suerte” y “Martes”. A su término, más canciones nuevas se adueñaron de la fiesta, con diferentes matices particulares: “Amor” es un cover de una canción puertorriqueña firmada por Rafael Cortijo; “Todos los días de sol” es una nueva composición de la pareja creadora de la banda; y “De regreso a Loiza” es una versión de “Loiza aldea”, refugiada en clave reggae en el disco debut de la banda, ahora muy percusiva en manos del Tano Martelli (Fabulosos Cadillacs, Dancing Mood).

La cantante Midnerély Acevedo tiene la grandiosa característica de hipnotizar al escucha, con esa mezcla en la voz de potencia y dulzura, que agiganta sobre el escenario su pequeña estatura que se hace inmensa ante el público. Eso hace que su figura resalte entre tantos músicos excelentes que la acompañan de la mejor manera, dueños además de fuertes nombres propios como el mismo Rotman, el baterista Fernando Ricciardi, o el trompetista Hugo Lobo. De todas las bandas de reggae que andan dando vueltas, Mimi Maura es sin dudas una de las mejores opciones para disfrutar, siempre y cuando uno no sea un purista del reggae roots de esos que abundan inexplicablemente por estas tierras.

El final llegó con clásicos de la banda, como “Don´t say away”, “Otra copa”, “Dulces sueños” y “La huella”, magnífico ska de Ricciardi que hizo cantar y saltar a todos los presentes antes de concretar el falso cierre. Volvieron los tambores y Mimi se despacha con una versión a percu y voz de “Vente conmigo”, dejando para el verdadero final a “Mensaje especial”, ese que va dirigido a “todos los que nos traicionaron” pero también “a todos los que nos ayudaron”.

“Nos vemos en noviembre” exclamó efusivo Sergio Rotman, el mismo que no dejó de arengar y aplaudir en toda la noche, mientras rotaba entre la guitarra y el saxo. Mimi agradeció y la banda se retiró rápidamente al tiempo que la música de fondo le quitaba la esperanza de uno más a un público de todas formas agradecido.

Mimi Maura culminó su mini gira en el país con un lindo show en Niceto, prometiendo volver en noviembre del corriente año, cuando el nuevo disco ya tenga unos meses de rodaje entre sus seguidores. Su regreso será festejado y bienvenido como lo fue en esta ocasión.

TODAS LAS FOTOS