Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Lo de Luca

Estallando desde el Marquee

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Beto Landoni

06 de Agosto, 2010

Estallando desde el Marquee

Un pelado a la cabeza y una remera de Sumo ¿suena conocida esa imagen en la historia del rock? Esta característica marcó el rumbo de la noche en Villa Crespo.

La cita en el Marquee era a las 22.45, y minutos después Convido salió a escena con “Caballos”, para empezar con primer set de este recital. Ante una sala que poco a poco se fue llenando, sonaron “Incomunicado” y “Partidas”. Ariel Vásquez, el cantante, entró marchando con un escudo en el que estaba pintada la imagen de una cara, se cubrió con ella hasta llegar al medio del escenario y cantar “Revolver”, donde se siguió tapando durante todo el tema.

Tanto las luces como la euforia bajaron y presentado por su líder como un lindo tema, se escuchó “Anestesia”, luego de que apareciera el pogo en “Hastío” y antes de que terminen con “Pasó de todo”, para dejar el lugar a los chicos de No Tan Distintos. Con la insignia de Sumo en una remera y de espaldas hacia el público se podía distinguir a Leo Padilla, voz del grupo. La banda del Oeste había llegado y con la intro de “Sin rumbo” y “Verme morir”  los fans, que colmaron el lugar, se hicieron notar en cada aliento.

Sonó “Miente” y el reggae se hizo presente en la noche a sala oscura, después de escuchar “Otras voces”. “Caudal”, “Entre las sombras” y “Tras de mí” dieron por terminado el primer round de No Tan Distintos, lleno de fiesta.

Convido volvió a buscar la revancha y con “Dejan” y “Alienados” abrieron su último turno de rock. Antes de escuchar “Hartocracia”, sonó “La distancia” donde la voz líder tiró el pie del micrófono, al estilo Charly, para seguir cantando y recorriendo el escenario de punta a punta. Después llegó “D.Q.E”, o “dónde quiero estar”, como se leía en una bandera desplegada que tapaba a todo el público. Los hombres y la mujer de la banda, la baterista Mariela Acosta,  terminaron su show con “Veletas” y “Retazos”

El regreso de No Tan Distintos fue con Leo y Gastón, cantante y guitarrista, compartiendo silla, y bajo una luz tenue sonaron los primeros acordes de “Teléfonos/ White trash” uno de los covers que resaltó la pasión por Sumo que las dos bandas protagonistas llevan en el alma, ya que anteriormente Convido había tocado “Estallando desde el océano”.

También la banda de Mataderos recordó a Las Pelotas cantando “Como se curan las heridas” y en “Caminos” hubo un cambio en la batería debido a que el grupo invitó a Rolo de Cielo Final para que esté al mando de los platillos. Con un comienzo a capela, “Temporal” hizo vibrar al público, al igual que lo hicieron otras canciones que aparecieron en la lista de temas, como “Eso que ves”,  “Glorioso sol”, “Oíme bien” y  “Antes de entender”

El final se acercaba y luego de que llegue “Juana”, la fiesta culminó con la canción que le da nombre a la banda. Con todos saltando y coreando al grito de “waiting for 1989” terminó el show de estas dos bandas amigas, que agradecieron poder compartir esta fecha y en pocas horas demostraron todo el rock que llevan en su historia.

La esencia Prodan asomó en cada tema del recital, aunque se mezcló con voces y sonidos peculiares a cargo de diferentes caras. Se lucieron todos los integrantes y la calidad musical que emanaba cada instrumento los ponía a cada uno como protagonistas. Convidando una noche no tan distinta, estas bandas reavivaron el espíritu de rock, del rock clásico, del que es necesario para que siga latente en muchas vidas.

TXT: Solange Paz

TODAS LAS FOTOS