Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Fito Paez

El gran cancionista argentino

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Beto Landoni

04 de Agosto, 2010

El gran cancionista argentino

Inauguramos una nueva seccion. Músicos por músicos...comentarios de recitales hechos por músicos. Hoy: Fito Paez bajo la pluma de Matias Westerkamp de La Condena de Cain.

Martes frío por la noche en Buenos Aires para el 3 de Agosto. Llegamos a La Trastienda para ver, en formato intimista, uno de los shows de la gira presentación del nuevo disco de Fito Páez, Confiá. El rosarino salió al escenario vestido de blanco impecable como en la fiesta del Bicentenario y nos regaló una aclaración, como si estuviéramos compartiendo una charla de café, de prólogo al show " Es la primera vez que vamos a tocar Confiá de principio a fin y en orden". Y, acto seguido, arrancó “Confiá”, justamente el primer tema del disco.

La banda de Fito se nota muy aceitada, con el aderezo de que luego de recorrer varios años en la música haciendo rock desde el piano, y también coqueteando con otros estilos: es uno de los pocos que puede dirigir las dinámicas y la paletas de colores de una banda de rock con cierto aire de director de orquesta (influido seguramente por su trabajo con el gran compositor argentino Gerardo Gandini), marcando finales, fortes y pianos.

Los temas de su último álbum van pasando: "Tiempo al tiempo", "M&M" (suerte de "Dos días en la vida", tal vez más erótico y bailable), "La nave espacial", hasta llegar al (para este cronista) mejor tema del disco: "London Town". Ahí Páez nos aclara: "si el día te encuentra triste, que no te agarre en esta ciudad". Gran tema, de esas canciones melancólicas para días grises, con esa sensibilidad que pocos artistas tienen como Fito, mezcla de Lennon con García.

Luego continúan "Limbo Mambo", "La ley de la vida", "El mundo de hoy", y tres canciones que parecen dedicadas a la misma persona. Fito suele escribir a sus mujeres, es sabido, y seguramente haya pocos artistas que muestren su vida hecha canción como él: hablamos de "Saliendo de tu prisión", "En el baño de un hotel" y "Desaluz". Párrafo aparte merece "Fuera de control", gran resumen de esta selva llamada Buenos Aires.

Después de un parate, entra Fito con un gran tema viejo, de los mejores de La La La, el álbum que encaró junto al Flaco Spinetta en 1986, "Follies Verghet", para continuar con una lista llena de grandes canciones una tras de otra. Siguen "11 y 6", "El chico de la tapa", "Llueve sobre mojado", "Naturaleza sangre", "Tumbas de la gloria", "Al lado del camino", "Polaroid de locura ordinaria", "Ciudad de pobres corazones" y "A rodar mi vida".

Otro stop y Fito nos presenta su primera invitada de la noche, "la dama del rock de Ramos Mejía", Claudia Puyó, ex corista de Paez, conocida Janis Joplin del Oeste, que interpretó una gran versión de "El amor despues del amor”. Le pegaron "Dar es dar" y el show finaliza con la gran "Mariposa Technicolor". Luego de presentar a su banda, compuesta actualmente por Gastón Barenberg en batería, Eloy Quintana en bajo, Carlos Vandera en guitarras acústicas y coros, Juan Absatz en teclados y coros, Coki Debernardi en guitarras, coros y percusión, Dizzy Espeeche en guitarras eléctricas y coros y Diego Olivero en teclados, coros y dirección musical; Fito se despide ovacionado y contento. La gente pide por otro tema y Fito vuelve al escenario, para, luego de hacer una introducción de piano, cantar a capella "Yo vengo a ofrecer mi corazón".
 
Gran show de Fito Páez, en el marco de la presentación de Confiá, su mejor disco desde Naturaleza sangre. Se nota un Fito vital y (por suerte) con mucho para dar todavía, a pesar de ya haberse convertido hace muchos años en uno de los mas grandes cancionistas de la Argentina.

Cronista Invitado: Matias Westerkamp - Guitarrista de La Condena de Cain

TODAS LAS FOTOS