Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cruzdiablo

Rompiendo la “Routina”

Cronista: Gentileza: Pablo Gabriel Krause | Fotos: Gentileza: Ro Diaz

18 de Julio, 2005

Rompiendo la “Routina”

Mientras graban su placa debut, CruzDiablo se tomó un descanso para presentarse en Speedking, junto a Nadie Save Nada y Acción Reacción (que tocaba por primera vez en Capital después de cuatro años). La Bitácora estuvo ahí…

CruzDiablo decidió romper la rutina y alejarse por un rato de las grabaciones que le están dando forma a su primer disco. ¿Cómo? Volviendo a tocar, si, si, aunque habían dicho que no iban a presentarse en vivo hasta terminarlo.

Mucho no les importó a los chicos de CruzDiablo la poca convocatoria. Pese a que no había más de veinte personas en Speedking, salieron a tocar con todo y demostraron que realmente la pasan bien arriba del escenario. ¿Cómo describirlos? Hacen heavy, pero no se parece a nada que hayas escuchado en las bandas locales. Tienen un sonido impecable, potente y desde el primer tema te vuelan la cabeza, sin necesidad de ser extremos, simplemente rockean de lo lindo. Y su actitud arriba del escenario no desentona, contagian a la gente esa energía que le ponen a lo que hacen.

“Huija”, el cantante, funciona perfectamente como frontman, salta de un lado para otro, corre entre el público, revoléa la cabeza y hasta cuenta chistes. El resto no se queda atrás, riffs potentes y originales, un bajo que se hace sentir y un batero que le da estabilidad y empuje a la banda.

Abrieron con “Routina” -del demo de 2002- pegado a eso “Billy Hero” y después “Bite The Hand” (tema que habían estrenado hace tres años en ese mismo lugar). Hicieron también “100%Whitewater” de Kyuss, incluido en el disco tributo “Listen Whitout Distraction”, volvieron a su repertorio con “Ojos que no ven” y “Mantras” y cerraron a toda máquina con los demoledores “Toonel” y “Atento Marambio”.

Llegó entonces el turno de Nadie Save Nada, oriundos de Punta Alta (Bahía Blanca), se mantienen en una línea simple: el hardcore, incluidos todos los clichés del estilo. Tienen las tachas, el guitarrista tatuado, la viola llena de calcos, un cantante que grita a más no poder y, como no podía ser de otra manera, el batero domina la relación bombo-hihat-redoblante a una altísima velocidad. Tocaron 12 temas, incluidos algunos covers de Madball y Exploited. Una banda pura y exclusivamente para los amantes del género.

Para cerrar, por primera vez después de cuatro años, pisó el escenario Acción Reacción –con Mariano, de CruzDiablo, en la segunda viola-. Desde un principio, se nota que los muchachos tienen un par de años en sus espaldas (promedian los 30 años, no son ningunos “chicos”), lo que les juega muy a favor. Suenan sin huecos, potentes y con un sonido que da calambre. De los temas que integran su último EP “Testigo”, solo tocaron el que le da nombre a la placa. El resto fue una selección de viejos -y no tan viejos- temas de la banda como “Late Hardcore”, “Naufragio”, “Cultura de la Culpa”. “La esensia nunca se pierde” dijo Blito, guitarrista de la banda, y cuánta razón hay en esa frase, los años de inactividad pasaron desapercibidos en el aplastante show del sábado. Además, fue la banda que se llevó los aplausos, hubo mucha gente que llegó a última hora sólo para verlos, y no se vieron defraudados.

En pocas palabras, fue buena la vuelta de Acción Reacción a los escenarios, se notó que tienen muchas ganas de tocar y les sobra experiencia. Si te gusta mucho el hardcore, te puede gustar Nadie Save Nada, pero sino olvidate. Y finalmente, CruzDiablo rompe con el estereotipo de banda heavy argentina, le ponen mucha onda y en vivo te vuelan la cabeza. Esperemos que con la salida del disco, aumente su convocatoria.

TODAS LAS FOTOS