Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

GIT

Hubo una fiesta y fue esa noche

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Beto Landoni

10 de Septiembre, 2010

Hubo una fiesta y fue esa noche

GIT se presentó en el Luna Park el viernes pasado ante un estadio casi lleno. Luego de su separación, la banda retornó al escenario para tocar sus grandes éxitos y sus temas nuevos.

La gran vuelta. La noche del viernes, incitaba a la gente a quedarse a dormir en sus casas. El frío y la lluvia no eran tentadores para los porteños. Sin embargo, las cuadras que rodeaban al Luna Park decían todo lo contrario. Casi a las 22 el telón se bajó y el trío rockero volvió a sonar en el escenario. Si, GIT compuesto por Pablo Guyot en la guitarra(a la derecha), Willy Iturri en batería y voz (en el centro), y Alfredo Toth en bajo y voz(a la izquierda), acompañados por Babu Cerviño (más atrás de Toth) en el teclado y los coros abrían su show con unos de sus grandes éxitos, “Siempre fuiste mi amor” y “La calle es un lugar (Ana)”.

Los de la generación de los ´80 eran los que predominaban, aunque también asistió mucha gente joven, padres e hijos y hasta nietos, todos aplaudiendo y coreando. “Es un placer después de 15 años, estar tocando acá”, dijo Iturri en nombre de todo el grupo, con mucha alegría. Entre luces amarillas y un clima de calidez sonó “Acaba de nacer”, “No digas nada” y con el silbido introductorio de Guyot “Viento loco”.

Ahora, con la voz de Iturri al mando de la banda, se escuchó “No lograrán distraerme y “Sombras negras”. Luego, para bajar un poco la euforia llegó  “Dos días después”, dónde Willy salió de su posición como baterista y después de abrazar a Toth, se puso al centro del escenario para cantar.

El tema más nuevo y uno de los más viejos sonaron uno atrás de otro: “Tu nombre” y “Tarado de cumpleaños” respectivamente, y dieron paso a un set de tres acústicos nunca tocados.

Toth, solo, sentado frente al público en una silla alta, y con el micrófono en mano cantó “Beirut”. Luego se sumó Guyot y con ese dúo de guitarras acústicas tocaron “Para Pau”, canción que el bajista de la banda dedicó a sus hijos y a su  nieto con la voz entrecortada por la emoción que sintió en ese momento. El último tema de la parte acústica fue “Mujer peruana”, por primera vez tocado en vivo. Guyot también dio su dedicatoria en esta gran noche, y fue para su mujer ya que cumplía años, en medio de ese símbolo de declaración de amor comenzaron a tocar “6° C”.

“Son unos Tipazos”. Así, Los Tipitos agradecieron el poder compartir escenario con GIT, ya que junto a ellos y a Gabriel  Pérez tocaron “Puertas”. “Toque de queda” y “No hieras mi corazón”, uno de los más coreados no faltaron en la lista.Pero el clímax de la noche estaba por llegar, cuando la gente comenzó a escuchar los primeros acordes de “Aire de todos” y se levantó de sus asientos para cantar, y bailar como en el tema siguiente: “Es por amor”, un clásico de los clásicos.

Luego de una breve pausa los bises y el final era lo único que faltaba y para eso volvieron a llamar a los invitados de antes y cantaron “Demoliendo Hoteles”, tema de Charly García amigo de la banda y un mito viviente del rock nacional. “Gracias por venir los amamos. Recién estamos empezando la gira, volveremos y seremos millones”, de ese modo Guyot, riéndose, agradeció a la gente y dio paso al cierre de la noche cantando, nuevamente, “Siempre fuiste mi amor”.

Una noche de reencuentro entre GIT y la gente, que estalló en emoción y alegría, reflejo de lo que puede dar esta banda ya madura, que al igual que los vinos, con el tiempo se pone mejor.

TXT: Solange Paz

TODAS LAS FOTOS