Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Las Pastillas del Abuelo

Fiesta en La Paternal

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

17 de Septiembre, 2010

Fiesta en La Paternal

Para vos metalero, vos cumbiero que te la pasas todo el día escuchando El Original o vos jazzero que no podés escuchar otra cosa más que al gran Coltrane: no te hagas más el exquisito, abrí la cabeza y confesa que acompañaste a tu novia a ver Las Pastillas del Abuelo el viernes 17 y el sábado 18 en el Microestadio de Argentinos… ¡Y te gustó!.

El fin de semana que anticipó la primavera fue la época elegida para que la banda liderada por Piti Fernandéz presente su nuevo disco, Versiones, grabado íntegramente en el estudio Norberto Napolitano de Cuál es?, el programa conducido por Mario Pergolini, en un Microestadio de Argentinos a puro globos, adolescentes y fiesta.

A las 21, la banda salió a escena en formato acústico para hacer los diez temas que integran el último disco. Empezaron la noche con “¿Dónde esconder tantas manos?”, en una versión un bastante más groovera en comparación a la que hicieron en el 2008 en su último disco de estudio, Crisis. Siguió “Tantas escaleras”, el single del último disco, y un viejito de la banda: “Resulta imposible”.

“Ahora vamos a tocar una canción que tiene ya sus años pero que nos abrió unas cuantas puertas antes”, dijo el Piti antes de hacer “Duda” seguida de “La cerveza”, de su primer disco Por colectora (2005). Luego la banda hizo “Almafuerte”, en homenaje a Pedro Bonifacio Palacios, escritor de centenares de poemas como Pui Avanti! (No te des por vencido ni aún vencido, no te sientas esclavo ni aún esclavo, trémulo de pavor, piénsate bravo y arremete feroz, ya mal herido!).

Para seguir con el tramo final de la sección acústica la banda hizo “Los oportunistas” y “Amar y envejecer”, para luego presentar a las chicas de Yo no fui, una asociación civil que trabaja con las mujeres de los penales de Ezeiza, con el objetivo de reinsertarlas en la sociedad, que además hicieron el arte de tapa del último disco.

Entre los chivos amigos que pasaba la banda, y para empezar con las dos horas de electricidad que faltaban, subió al escenario la gente de Tapones de punta (¡recomendadísimos!) para tocar dos temas durante el interludio. A fuerza de un funk furioso y con mucha onda, tocaron “All that” y “Take it to the streets” y después acompañaron a la banda en “¿Qué vicios tengo?” (Sí, otra canción más en la que la banda se pregunta algo)

Cuando llegó el turno de la gran sección reggae, el grupo tocó la potente “Osiris” mezclada con la canción dedicada a Diego Armando Maradona, “¿Qué es dios?” y luego hicieron “El ratón”, “Calipso” y “Loco por volverla a ver”.

Ya entrando en la última hora de show, la banda se despachó con “Por colectora”, “Locura y realidad” y “¿Qué pretendo no saber?”, una de las últimas cuestiones de la noche.  Para desatar el pogo más grande de la velada, pelaron “Enano”, mechada con el hipnótico tema de Los Redondos, “La parabellum del buen psicópata”

“Y queda una vuelta de tuerca más, puede que un tanto efímero sea cuestión de practicar, efímero para mí lo que para otro sueño”, cantó el Piti en lo que sería el último tema de la noche, “Otra vuelta de tuerca”. Así Las Pastillas del Abuelo presentaron su último disco y ratificaron su popularidad ante un Malvinas Argentinas que se vistió de fiesta.

TXT: Francisco Anselmi

TODAS LAS FOTOS