Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Vudú

Good times (NO bad times)

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Beto Landoni

24 de Septiembre, 2010

Good times (NO bad times)

Es mentira que Robert Plant no va a tocar más con los Zeppelin ni que tampoco está girando con alguna minita para llegar a fin de mes con lo que queda de su voz. Robert Plant está viviendo en Rosario y  además se cambió el nombre así no lo molestan los hinchas de Newell’s. Ike Parodi junto a las tres bestias que forman Vudú se presentaron el viernes en el Buenos Aires Club para prender fuego la noche de San Telmo.

“Bonham no se murió, Bonham no se murió, que se muera Blackmore la puta madre que lo parió”, cantaban los seguidores de Vudú el viernes recordando al alcohólico baterista de Led Zeppelin que en estos días anda cumpliendo 30 años de haber fallecido. ¡No!, eso jamás pasó, pero tranquilamente pudo haber ocurrido. El viernes sólo fue una buena noche de música junto a Vudú, representando al mejor hard rock de los setentas, y en la otra esquina estaba la gente de Don burro, la banda oriunda de Avellaneda, que a base de buenas canciones lució su rock n’ roll con mezcladas influencias, entre ellas la más notoria: The Rolling Stones.

Pasadas las diez de la noche, la banda encargada de inaugurar la velada, Don burro, se despachó en diez temas todo su repertorio, en el que se destacó el cover de The Beatles, “Come together”, del disco de la famosísima tapa, Abbey Road.

Cuando llegó el turno de Vudú, Ike Parodi, su cantante, subió con sus chapas a lo Pibe Valderrama y abrió con la potente “Supernova”, de su última placa Picaseso (2006), seguida de “Kiosko y Porrón”, que aunque suene a título de Jóvenes Pordioseros es en realidad una canción que describe el barrio, el rock y los buenos tiempos pasados en los que la cultura del rock se vivía de otra manera.

Es claro que no se puede evitar la comparación con el gran Zeppelin de plomo, y eso es por el virtuosismo y la mística que tienen los cuatro músicos arriba del escenario. Desde las poses del ya mencionado cantante, al parecido de Nahuel Antuña con John Paul Jones, pasando por su guitarrista Willy Echarte, con Jimmy Page, aunque su estilo sea más prolijo él sigue esa línea blusera que tiene el ya viejo violero y finalmente el de Mario Laurino, su baterista, con la fiereza del gran Bonzo.

Como andamos en el mes de septiembre, una época mortal donde grandes músicos decidieron ponerle un punto cúlmine a sus vidas de excesos, minitas, autos caros y demás, Willy Echarte decidió hacer un pequeño homenaje a Jimi Hendrix (¡y no fue el único!), que hace unos días también cumplió 40 años de haberse asfixiado con su propio vómito. La banda tocó el comienzo de “Who Knows”, aquel tema que Hendrix supo hacer famoso con la banda de gitanos, antes de hacer “Madame Safo”, en la que mechó durante el solo una parte de la introducción de “Third stone from the sun” de Are you experienced? (1967).

Ya en la recta final del show, la banda hizo un tema que formará parte de la próxima placa de la banda, “El chacal”, para después hacer una potente versión, no tan funk como la original, de “Freedom”, del disco póstumo de Hendrix, The cry of love (El primero en el que fue publicado, después salió en cuanta recopilación su familia viera que podía currar un peso más). El cover de  Pappo “Algo ha cambiado” parecía ser la última pero no fue así. La banda volvió para terminar la noche con “El blues del Wincofon” y la emotiva “El viaje”, y así dejó satisfecho al público presente.

Vudú viajó de Rosario a San Telmo para que el público porteño pueda disfrutar una vez más de su hard rock setentoso.

TXT: Frnacisco Anselmi

TODAS LAS FOTOS