Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Pepsi Music

Tranquilos como una bomba

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

13 de Octubre, 2010

Tranquilos como una bomba

Rage against the machine, Queens of the stone age y la armada metalera nacional hicieron delirar a una multitud en Costanera Sur.

Conoce a tu enemigo: El rock y la política históricamente estuvieron relacionados, obviamente dejando de lado la sátira de Capusotto de Perón lanzando frases ricoteras. Así nos encontramos con Woodstock vs Vietnam, Bruce Springsteen apoyando la campaña de Obama o Bret Michaels tocando para el ejército estadounidense, para nombrar algunos ejemplos. Los RATM, grupo encabezado por Zack de la Rocha, no son la excepción, sólo que ellos lo encaran con una óptica diferente, ya que la política en su caso, es su leitmotiv musical. Desde 1991 y con ideales de izquierda (aunque toquen en el "Pepsi" music y firmen con Sony BMG) vienen mostrando su faceta revolucionaria, apoyados en su sonido rap/metal como método de divulgación.

A las 22:20 una sirena aturdía y ponía alerta a la multitud de Costanera Sur, y así el grito de "Nosotros somos Rage against the machine" y los acordes de "Testify" inauguraban la primera visita de la banda al país. Zack demostraba su incontinencia verbal rapeando desafiante sobre "Bombtrack", como si cantase enfrente de toda la descendencia Bush, acompañado por Tom Morello en guitarra, Tim Commerford en bajo y Brad Wilk en batería. En "Know your enemy", Morello demostró por qué es el guitarrista que mejor explota los recursos de las seis cuerdas usando todo su instrumento (clavijero, pedales, switch, palanca), además de creatividad minimalista: con 3 notas arma un riff memorable.

"Esta canción es para los obreros de Zanón, los obreros sin patrón" anunció Zack antes de "Bulls on parade", en uno de sus tantos discursos en los que también destacaría el alma de Ernesto "Che" Guevara. "Bullet in the head", "Guerrila radio" completaban la lista basada fundamentalmente en su primer disco (RATM 1992) de los tres que llevan editados. Los bises a cargo de "Freedom" y "Killing in the name" (con la lluvia como ingrediente para un cierre más épico) terminaron con la noche en la que miles de personas se fueron a su casa con dolor de cuello y espalda, avasallados por la energía que desplegó la banda.

Canción para los sordos: Muchas cosas pasaron desde la última visita de Queens of the stone age en 2001. El conjunto lanzó dos masterpieces del Stoner Rock, "Song for the deaf" y Lullabies to Paralyze". Josh Homme cantante y líder armó un súper grupo (Them Crooked Vultures) junto a Dave Grohl - ex Nirvana- y John Paul Jones - ex Led Zeppelin-  y la banda fue mutando su line up hasta llegar al actual. Por eso QOTSA llegaba renovado, con nuevo arsenal y con un Homme más experimentado y con su lado showman intacto.  "Feel Good Hit of the Summer" y "The Lost Art of Keeping a Secret" sirvieron como combustible para ir calentando motores. "In my head" y "Little sister" son hijos de la capacidad creativa del "Colorado", que hace lo posible por controlar su arrogancia, aunque se queda mirando al público como esperando una respuesta, hasta que esta llega en forma de ovación.

La amenaza constante de las nubes y las miradas atentas de dos de los miembros de Catupecu Machu, le daban un marco especial a la tarde noche, mientras sonaba "Burn the Witch" en donde se acoplaron perfectamente el  teclado y la steel guitar con los oscuros riffs y  veloces solos de Homme. "Para pasar un buen momento hay que seguir la corriente, hagamos que ese momento sea ahora" y "Go with the flow" se hizo presente. El set terminó con "Song for the deft" con una actuación destacadísima del baterista Joey Castillo.

La previa local: Antes de que el escenario Pepsi fuera "ocupado" por los artista internacionales a las 18:00, el rugido de Claudio O‘Connor con galera y anteojos a lo Lennon, sirvió de apertura. Repasando su discografía sonaron "Pagando por tu actitud" y "Jardín de la eternidad", con el punto más alto de ebullición con "Del camionero" de Hermética.

En el escenario 2 Adrián Barilari en una faceta políticamente incorrecta (criticando al gobierno) presentaba su último trabajo "Abuso de poder" con un sonido más denso y pesado alejado del power metal de Rata Blanca. "Vida virtual" y "Sin escrúpulos" justificaron la frase del cantante que afirmó: "Para que vean que Barilari no sólo se la pasa dando gritos allá arriba".

El tinte hard-rockero lo puso Lovorne en el escenario 3, con la cara visible de Luciano Napolitano (hijo de El Carpo) que con tema como "Piel y hueso" y "Sexo, fierros y rock and roll " hizo delirar a todos los “tuercas” presentes. Los Natas  y su sonido valvular sirvieron de nexo entre QOTSA y RATM, con sus zapadas eternas en temas como " El nuevo orden de la libertad" y "Meteoro 2028".

El Pepsi Music cerró su primera jornada con una  performance imponente de RATM (pinta para show del año) en un evento en donde se destacó la puntualidad casi inglesa en las grillas de los tres escenarios.

TODAS LAS FOTOS