Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Blues Motel

Escalera Al Cielo

Cronista: Gentileza: Bruno Lazzaro | Fotos: Gentileza: Ro Diaz

26 de Julio, 2005

Escalera Al Cielo

A días de cumplirse un nuevo aniversario de la muerte del extravagante stone Brian Jones, Blues Motel volvió a La Trastienda, después de llenarlo en abril, para ofrecer uno de sus clásicos homenajes

Es domingo, y las ganas suelen tener alas cortas, pero que mejor manera de abstraerse que visitar a una de las mejores bandas argentinas en la actualidad. La cartelera anunciaba que Blues Motel convertiría dos fechas en cinco días. Algo bastante inusual en esta época de transición que, afortunada o desafortunadamente, todos sabemos que volverá a correr sobre su cauce habitual cuando los recuerdos sean menos que las noticias.

La premisa de homenaje a Brian Jones daba sus resultados. Caras nuevas, rostros de siempre y otros que volvían a aparecer, se apelotaban en la puerta de una fría noche de invierno. Un éxito que, quizá, no era imaginado por los organizadores.

Desde adentro la psicodelia y experimentación de las luces y de la música se acoplaban perfectamente con la fecha. Desde el tablado, la banda tampoco desentonaba con el día.

“2000 light years from home” fue el tema elegido para dar comienzo a una fiesta en la cual la respuesta de la gente no se hizo esperar: “Jumpin Jack Flash” y “Blue turns to grey” le dieron el color que los fanáticos esperaban.

“Les agradecemos porque sin ustedes esto no podría ser posible. Esto es algo que hacemos desde hace mucho tiempo”, fue el preámbulo y presentación de Gaba (voz), antes de dar con “Vamos nena” y “Cuando despiertes”, dos temas pertenecientes al Volumen 1 cosecha 94.

Con el pulpo rabioso Black Amaya sentado en la batería llegó “Its all over now”, un clásico ajeno al que los Faces también supieron darle buena forma. Para la siguiente canción, y luego de unos ajustes en el equipo de Ariel (bajo), Black conservó su lugar y junto a la banda hizo “Callejera”, tema en el que Gaba mantiene en alto el apellido Díaz para la armónica.

“Out of time”, donde el cantante encontró el tono exacto para esta deliciosa canción, y “Time is on my side”, en el que punteo de Adrián (guitarra) sumado al balbuceo de Gaba hicieron estremecer a más de uno, siguieron marcando los tiempos de una noche muy bien lograda.

El bombo de Rafa (¿alguien se sienta tan por encima de la batería como él?) dio paso a “Paint it black”. Más tarde llegarían otras joyitas como “Gett of my cloud”( muy rockera) enganchado al tradicional “Satisfaction”.

Con “Es hora de volverlo a hacer” y “Brujos” llegó el final. Y nada mejor que “Simpathy for the devil” para alcanzarlo. Y la verdad que no fue casualidad: endiabladísimos despidieron a su gente sólo hasta dentro de cinco días.

Demostrando que, aunque el ser stone sea una moda que desde hace años no sucumbe, están mas allá de cualquier rotulo de ocasión. Tienen nombre, reconocimiento y trayectoria. Prestigios que no se manchan con tinta.
TODAS LAS FOTOS