Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Hot Fest

Get satisfaction

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Gentileza prensa

19 de Noviembre, 2010

Get satisfaction

Caliente, bien caliente fue la primera noche del Hot Festival en Costanera Sur, que ofreció un line up de primer nivel mundial, con artistas como Scissor Sisters, Mika, Phoenix y Hot Chip, entre otros. Además, hubo entretenimientos bizarros y juegos de todo tipo.

Desde hace un tiempo hasta esta parte, los megaeventos que presentan artistas de renombre tienen además sectores comerciales o alguna atracción aislada. Pero lo del viernes por la noche fue superador. Entre otras cosas, la gente que se hizo presente podía ser masajeada a la entrada, cantar en un karaoke o hacerse tirar las cartas; enamorarse con Cupido o casarse en una ceremonia loca. En otro sector del enorme predio había una plataforma colgante donde se podían subir para mirar con vista panorámica los escenarios o simplemente vivir ese momento desde las alturas.

Desde temprano también hubo música en Costanera con las presentaciones de Árbol, Yeasayer y Erica García. Cuando el caudal de gente ya era considerable y el sol se escondía, en el escenario 2 apareció Girl Talk. Gregg Gillis es Girl Talk. Salió en cuero y después de parase sobre las bandejas para saludar a su gente, empezó con su set de hip hop electrónico y sampleo DJ. En las pantallas se visualizaban hamburguesas, la Estatua de la Libertad en colores, un perro y algunos autos. Mientras tanto, un contingente de 30 chicos y chicas se mandó al escenario a revolear la peluca, durante todo el show, que duró unos 45 minutos. Por si eso no alcanzaba para captar la atención de todos los que se paseaban campantes por ahí, una mujer oriental y un barbudo de pelo largo, con máquinas de viento en mano, hicieron llover papel higiénico por todas partes y repartieron pelotas gigantes entre la gente. Con esto y los mush up de canciones de Ramones, Michael Jacksson, Duft Punk, Eminen, el ochentoso “Gloria” y hasta “Imagine” de John Lennon, la presentación de Girl Talk fue la revelación fiestera de la noche.

Otra de las bandas que animó la kermesse musical fue Hot Chip, con su líder Alexis Taylor -de metro sesenta, camisa a rayas y lentes culo de botella style- y el guitarrista Al Doyle a la cabeza de la banda conformada por seis hombres que interactúan samples, teclados, guitarras y batería electrónica con un persistente sonido divertido y atrevido. El set list estuvo conformado por versiones evolucionadas de las canciones mas difundidas de su discografía, como “One life stand”, “Over and Over”, “I feel Better” y “Hold on”. La guitarra funky, el sonido britpop y la fuerza de las máquinas musicales, mezclados con los flashes de luces azules y amarillas, hicieron del show de 40 minutos de Hot Chip una buena ceremonia electro alternativa que se terminó con el hit “Ready for the floor”.

Contratiempos por parte de la banda hicieron que los organizadores del festival pospusieran el show de Phoenix para la medianoche, cuando ya habían pasado las principales figuras. Por eso, la resistencia del público fue menor y hasta algunos decidieron irse. Sin embargo, la presentación de los rubios de Versalles tuvo una energía potente, que fue reconocida por los que no se movieron del escenario 2 del Hot Fest.  A caballo de su hit “Liztomania”, de su último disco Wolfgang Amadeus, y los temas que bien hizo girar la radio que organizó el evento (Metro 95.1), como “1901”, “Lasso”, “Fense” y “If I ever feel better”, los seis franceses liderados por Thomas Mars, que en una de esas se le dio por bajar a las vallas para abrazarse desaforado con el público en el mismo estado, brindaron un show que tuvo mucho power además de la impronta dance. Una batería incansable, guitarras interactuando hacia un sonido por momentos oscuro y de siniestra paciencia y la voz dulce y también efusiva del líder fueron los ingredientes que tuvo el cierre de la primera noche del festival, a manos de Phoenix.

Por su parte, el main stage recibió a uno de los principales artistas de la movida glam rock/pop mundial. Cuando las agujas dieron las 21, Mika salió a escena con “Relax, take it easy”, su icónico hit del disco Life is a cartoon, que editó en 2007, y que obtuvo gran éxito en el Reino Unido, llegando a los primeros puestos en los rankings comerciales. Del mismo álbum sonaron también “Big girl (you are beautiful)”, “Billy Brown”, “Stuck in the middle”, y el emotivo “Happy ending”, justamente sobre el final. Michael Holbrook Penniman Jr. es el verdadero nombre de Mika. Es libanés, se crió en Francia y desarrolló su carrera musical en Londres, donde vive actualmente. Sobre la pista, tiene una presencia glamorosa y egoísta. De blanco y con chaqueta azul, fue maestro de ceremonias de su propio show, con un castellano perfecto; y en el terreno vocal, sacó a relucir sus agudos inalcanzables, ganándose la ovación de los miles que tenía enfrente, mientras bailaba sin ataduras de un lado al otro.

La puesta en escena, de carácter circense, presentaba un telón con la cara de un payaso, tipo arte pop, gritando un Mika en letras gigantes. Además, subieron invitados a bailar con mascaras gigantes, velos de colores y disfraces de gordas. La banda tuvo grandes performances; en un momento del show, Mika fue matando uno a uno a sus compañeros, obviamente a modo de actuación, para dejar sola a Cherisse Osei, la baterista morena que peló un solo violento y destructor. Al final de la parodia, Michael se disparó a si mismo con su mano simulando un arma. La corista Erika Footman, más conocida como Imma, acompañó con su voz dulce a Mika, y también fue muy reconocida por el público. Ya en los bises, y con una lluvia de papel picado, fue el momento de “We are Golden”, para desatar en cadena una sucesión de hits como “We are young”, de la banda de sonido de la película Kick Ass, “Love Today” “Lolipop” y “Grace Kelly”, para terminar con desbordante energía la presentación cerca de las 10 de la noche.

Luego de un DJ-set especial para entretener un fugaz intervalo, fue el momento más esperado de la noche. Scissor Sisters, la banda de pop porno-rock más vendida de la última década en Gran Bretaña, arribó por primera vez a nuestro país, con sus lideres Jake Shears -envuelto en un traje de superhéroe metrosexual de látex negro y rojo-, y Ana Matronic, la dama negra brillante y glamorosa, que cautivó a los ansiosos fans con sus movimientos sexys. Con una pelvis de fondo en el telón, el show comenzó con “Nightwork”, también el título de su último álbum, al que le siguió el clásico “Laura”, de su primer disco homónimo, dejando ver lo que sería su presentación, una fusión entre sus hits bailables y temas de su más reciente producción.

“Hasta hoy nosotros éramos vírgenes de Argentina, y ustedes eran vírgenes de Scissor Sisters” dijo Ana en inglés castellanizado, con la impronta sexual y provocativa que estuvo omnipresente a lo largo de la hora en que las hermanas tijera estuvieron arriba del escenario, desde los solos de guitarra, propios de un rock de cabaret, hasta las coreografías lésbicas de Matronic con las coristas. En la primera parte del show se escucharon temas como “Tits on the radio”, “Take your Mama”, “Mary” y “Kiss you off”, para terminar con “Fire with fire”, incluida en su último trabajo y que promete convertirse en un hito de la canción pop de la nueva era. Luego del cambio de look que ameritaba un show de esa envergadura, llegó el tiempo de “McCartney”, seguido del potente cover de Pink Floyd “Comfortably numb”. La fuerza del sonido electrónico, las guitarras apuntalando cada tema con solos incisivos y la presencia escénica cargada de erotismo de la dupla de Jason y Ana, fueron los puntos sobresalientes de la noche.

Luego de tocar otros dos temas más de Nightwork, “Nightlife” y “Invisible Light” de ambiente tecno y oscuro, Ana quedó en corpiño y Jason, que ya estaba traspirando su torso desnudo desde hacía rato, se bajó los pantalones, para quedar en paños menores después de “I don´t feel like dancing” y “Filthy” en el cierre de un festival realmente caliente.

La primera noche del Hot Festival en Costanera Sur estuvo acorde a su nombre, con figuras destacadas de la escena electrónica y pop mundial que el público pudo disfrutar a puro baile.

TXT: Gonzalo Rebollo
FOTOS: Jose Fuño

TODAS LAS FOTOS