Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

LP Music

Rock in La Plata

Cronista: Gentileza: Pablo Rios | Fotos: Gentileza: Prensa

26 de Noviembre, 2010

Rock in La Plata

Lejos de los calores de Buenos Aires nos metimos en la cuidad de las diagonales a vivir el festival LP Music, con créditos locales como Peligrosos Gorriones, Estelares y Guasones que llenaron de rock el hipódromo.

Con el sol a pleno sobre La Plata, NormA le ponía rock al  el escenario 2, con temas como “Nasa”, “Niños” y “simple”, y antes de irse con “Freezer” presentaron a Mostruo!. “Feria hippie” abrió su repertorio, que llegaría al blues, con “El rey”. Le siguió “La polilla”, y mientras el rock sonaba, el calor subía y pasaban canciones como “Tu poder” y el cierre con “Ese ojo”.

Bicicletas fue el encargado de abrir el escenario principal  con “Conversación”. Paradójicamente mientras tocaron “El sol”, se largó una pequeña lluvia que no por suerte iba a durar demasiado. Tocaron una versión bien personal de “Estadio Azteca” y volvieron al tecno rock de la mano de “Pájaros”. Casi todas las bandas platenses tienen canciones con nombres de calles, y Bicicletas no es la excepción, por eso llegó “11y 20”, antes de cerrar con “En tu cara” y “Escaleras”.

El hipódromo se iba llenando muy de a poco, cuando El Mató a un Policía Motorizado pisó el escenario y arrancó su set con “Navidad en los santos”. El cielo se tornaba oscuro, pero no parecía llegar “El día del huracán”. El set de la banda pasó por la fusión de géneros musicales, con “Chica rutera” y “Vienen bajando las multitudes”. Santiago presentó “una canción de amor” y sonó “Amigo piedra”, a la que le pegarían “Mi próximo movimiento”, “Prenderte fuego” y “Noche de los muertos” hacia el final de su show.

Las nubes amenazaban nuevamente con la lluvia que estaría pronta a llegar, cuando Peligrosos Gorriones entregó su sonido rock con “El mimo” y “Trampa”. Con la lluvia mojando los instrumentos sonaba “Continuo susto”, con los instrumentos mojados tocaron “Tesoro” y ya con una toalla para secarlos y darle un sonido pleno llegaría “Serpentina”.

“Rayo de Amor”, “Manicomio” y “Panza de la araña” sonaron con un escenario iluminado con luces rojas mientras la lluvia que seguía cayendo. “Viento Castelar”, “Proyector”, “Por tres monedas”, “Amo el Jardín”, “Cachavacha” y “El bicho” se destacaron en el set de los Gorriones, uno de los regresos más celebrados de los últimos tiempos.

Con el cielo ya oscuro, “Moneda corriente” fue la primera canción de los Estelares con la que le daban ese toque diferente a la noche platense. Después de “América” y “Mariposas”, Manuel Moretti tomó la guitarra criolla para interpretar “Viaje a Irlanda”. “Es un placer compartir escenario con las bandas que están hoy”, dijo el cantante antes de “Superación” y “De la hoya”.
 
De fondo se escuchaba el clásico “Vamos los Guasó” a lo que Manuel contestó “ya vienen los Guasones, son amigos, nosotros somos músicos y escuchamos todo, seamos oreja abierta y aprendamos a escuchar”. Este momento tenso pronto se disipó con los rasguidos de “Eléctricos duendes” y “Las vías del tren” y si estábamos con clásicos iba a llegar uno más, “Aire”. Poco antes del fin llegaría “Cristal” y la última fue “Un día perfecto”, una buena manera de sintetizar el evento.
 
A las 22:30, en el escenario principal apareció una figura conocida y nos dijo “es un estupendo día, es una estupenda noche y saben que es lo importante que todavía los amigos nos siguen queriendo como somos, en instantes todos lo que esperamos, gracias La Plata, gracias a todos los que vinieron hasta acá”. El cantante enmascarado los presentó y los Guasones llegaron con “Baila, baila”, mientras en las pantallas de los costados se visualizaba al guasón. “Estupendo día”  y “Como un lobo” presentaron algunos problema con el micrófono. Facundo Soto cantaba “Con la casa en orden”, y mientras solucionaban los problemas de sonido nos contaba del placer de compartir escenario con todas las bandas. Luego, el cantante se acomodó la criolla y la armónica para hacer “Es tarde”.

“Esta mierda hace un eco constante”, se quejaba Soto, pero el show debía continuar y lo hizo con varias viejas conocidas: “Down” y “100 años”, con el pogo a pleno en el campo; “Descuidá ma’, sólo son ratas”, “Todavía” y una versión más rápida de “Días”. También hubo un poco de blues con “Me muero” y “Desiree blues”, y para contradecir aquello de que las segundas partes no son buenas, llegó el fragmento rockero de Desiree. Después de una tranquila, “Hay momentos”, no podía faltar “La flaca Pili y el Negro Tomás”.

La Plata era rock y el momento de amor había pasado. “Estrellas” rompía los esquemas y los clásicos no se podían quedar afuera de una noche para el recuerdo. Así llegaron “Reyes de la noche” y “Gracias”, enganchado con “Amaneciendo”. La costumbre de dejar “Dame” para el final se viene repitiendo, pero se irían con “Buenos Aires”, “Una noche más” y “Caballo loco”.
 
Bandas de diferentes estilos demostraron que en la cuidad de La Plata hay una movida de rock muy interesante que no parece terminar nunca: es cuna de grandes grupos que manifiestan tanto en el escenario como en los discos que la ciudad es mucho más que un laberinto de diagonales.

TODAS LAS FOTOS