Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Mago de Oz

Magos, espadas y Don Quijotes

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

25 de Noviembre, 2010

Magos, espadas y Don Quijotes

La banda de folk metal retornó a la Argentina para presentar su nuevo disco Gaia III – Atlantia.

¿Qué obtenemos si mezclamos la potencia de Iron Maiden, la música folclórica de Galicia y la literatura española? La respuesta es Mägo de Oz, una banda española que surge como consecuencia de este cóctel cultural y sonoro, con resultados realmente asombrosos. El nuevo disco, Gaia III-Atlantia, que le da fin a la trilogía, fue la excusa  perfecta de los madrileños para retornan al país.

Un Groove colmado recibió al grupo que copó literalmente el escenario con José Andrëa en voz, Txus en batería, Mohamed en violín, Frank en guitarra rítmica, Carlitos en guitarra solista, Sergio Cisneros en teclado, Peri en bajo y Josema en flautas, mientras la intro de “El latido de Gaia” sonaba de fondo. “Dies Irae” desplegó toda la esencia del power metal,  que con el doble bombo de Txus y con el solo de flauta y violín interpretando “Badinerie” de Bach, hacían volar la sensación térmica del lugar.

El himno etílico “Vodka’n’Roll” mostraba el lado más fiestero de los europeos y  Andrëa aprovechó y tomó el micrófono y después de una chicana futbolera (“Ganamos el Mundial”) saludó a su público y presentó el próximo tema, “Satania” en lo que es una muestra exacta del estilo de la banda: guitarras pulsantes y las melodías propias de la música  celta.

“Hijo del Blues” aportaba su cuota más rockera, alejándose un poco de su sonido clásico, para terminar con los guitarristas y Mohamed en violín, haciendo el duck-walk de lado a lado del escenario, al mejor estilo Chuck Berry. Siguiendo con la tónica que marcan las letras de su nuevo trabajo, basado en el egoísmo y la ambición de la humanidad, el Mago mostró toda su furia con “Für Immer”, en contra del régimen de Adolf Hitler.

“Gaia” el tema que le da nombre a la trilogía, se fundía con el tema instrumental “Fuerza y Honor”, donde se vio la calidad de ejecución, con arreglos más progresivos y marcados siempre por influencia de la música de Europa Occidental. “Quiero pedir perdón por todos los asesinatos cometidos por los españoles” fueron las palabras de Txus, antes de presentar la  empalagosa balada “Siempre (Adiós Dulcinea – Parte II)”. “Hasta que el cuerpo aguante” regaló uno de los momentos más intensos de la noche, ya que la gente estalló con el verso final, el cual venía cantando a capela horas antes de que empezase el show.

“Molinos de vientos”, del disco conceptual basado en el libro “Don Quijote de La Mancha” de Miguel de Cervantes, “El que quiera que entender que entienda” dedicada al amor sin discriminación de sexo y “La posada de los muertos” cerraron el show. Después de casi 10 minutos de espera, El Mago retornó con “La costa del silencio” y “Fiesta Pagana” con Josema y Mohamed emulando el sonido de una gaita con su flauta y su violín, para convertir su excursión argentina en una gran celebración.

Mägo de Oz colmó Groove y con su original estilo de folk metal hizo delirar a sus seguidores armando en Palermo una verdad Fiesta Pagana.

TODAS LAS FOTOS