Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

The Wailers

Argentina, cada día más Jamaica

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Beto Landoni

01 de Diciembre, 2010

Argentina, cada día más Jamaica

The Wailers se presentó en La Trastienda en el marco de su South American Tour, en una doble jornada a puro reggae, repasando los clásicos de siempre y emocionando al público en cada palabra y en cada recuerdo de esta música que mueve al planeta.

Pasados pocos minutos de las 22 horas en la calurosa Buenos Aires, una larga intro de parte de los teclados la guitarra eléctrica y el bajo de Aston Barrett, quien compartía escenario con Marley y lleva hoy en día el estandarte de los Wailers. Sonaban los acordes de “Natural mistic”, mientras el público sonreía, bailaba y cantaba, una constante de toda la noche. “Soul rebel” fue el segundo tema, con el clásico grito de Jah rastafarie, y la llegada de “Positive vibration”, con la gente moviendo las manos de lado a lado.
 
Con cambio de cantante incluido, llegaron “Trenchtown rock”, “Bdl-kaya” y “Is this love”, mientras el humo seguía subiendo en San Telmo. Tras algunas palabras  de agradecimiento, “Hypocrites” fue la canción elegida para seguir el set, junto a “I shot the sheriff”, para continuar la lista de clásicos.
 
Ya con tres cantantes sobre el escenario, sonó “Soul rebel”, tema que tituló el primer disco lanzado fuera de Jamaica, allá por 1970. Clásicos y pegadizos, de esos tienen mucho los Wailers, y así desfilaron “Three litle birds”, y el más festejado en la noche de Buenos Aires, “Jamming”.

¿Are you feeling? preguntaban desde el escenario, y sí, se sentía “Keep on moving” hasta que los acordes de “Get up, stand up” hicieron delirar al público.  Los agudos de las coristas se metieron en “One love”, el tema que cerró el set de la histórica banda y le dio un toque espacial a la noche.

Los Wailers tenían guardado algunos bises de lujo. Arrancaron con temas bien emotivos, como “No woman no cry” y “Redemption song”, en una versión que mezcla a la original de guitarra y voz con una parte más fuerte con batería, teclados y bajo. Con toda la banda sobre el escenario, “A step for mankind”, una hermosa canción lenta, antecedió a “Exodus”, enganchada con “Punky reggae party” para terminar ahora sí ante el delirio del público.

La música del The Wailers es sin dudas la que marcó el camino a varias generaciones, y marcará el camino de las que vendrán. El mensaje enviado por el rey Bob Marley es sin duda el que decodifican todas las bandas de reggae del mundo, el músico que hace reggae tiene a The Wailers como referente, a los que nos gusta el reggae tenemos a The Wailers como referente y la banda mostró su actitud y su profesionalismo en el escenario.

TXT: Pablo Rios

TODAS LAS FOTOS