Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Festival de Verano de Blues

Caminando bajo la sombra del blues

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Beto Landoni

12 de Febrero, 2011

Caminando bajo la sombra del blues

Matías Cipiliano, Cristina Dall y Ricardo Tapia con varios músicos invitados, dieron cierre a la tercera fecha del 1º Festival de blues de verano.

Para los amantes del blues la semana no había sido fácil, ya que los había recibido con la noticia de la muerte del mítico guitarrista Gary Moore. Es por eso que la gente decidió colmar La Trastienda y acercarse a recibir una dosis de música, recetada por grandes músicos locales, para calmar el dolor de la partida de la leyenda.

Con ese fin, Matías Cipiliano y La Dynamo se encargaron de romper el hielo con varias caras conocidas como son los casos de Matías Cipiliano en guitarra, Javier Goffman en voz y Nicolás Smoljan en armónica, que ya habían estado en la 1º fecha. El clásico “Caldonia” hizo explotar el lugar, para que después Goffman presentase y cantase “Don’t touch me baby” y “Next time you see me” de Justin Parker, con su registro tan parecido al de Joe Bonamassa. Cipiliano y Smoljan se lucieron en un instrumental en el que se batieron en un gran duelo de guitarra vs armónica. Para el cierre, el líder de la banda se dio el gusto de invitar a Yalo López, la persona que le enseñó su primer acorde de guitarra, para tocar “Someday”, demostrando que fue un buen alumno, acompañado por su maestro y su slide.

Más tarde llegaba el turno de la mujer de la noche, Cristina Dall & Excipientes. La ex Blacanblus, quien según ella, estaba tan emocionada que no podía respirar, demostró su dominio de las teclas en “Depre Blues”. Con toda su sensualidad, reflejó como la filosofía amorosa es tan cambiante como indescifrable, con dos temas totalmente contradictorios: “No quiero tu dinero” y “Solo quiero tu dinero”. Dall se le animó a “Here in the dark” un slow blues, donde refutó a su DNI, que dice que nació en Argentina, pero su voz muestra que pudo haber nacido en Chicago. Un par de covers, primero “Drive my car” de Los Beatles y segundo “My jojo working” del legendario Muddy Waters fueron dando cierre, no sin antes responder al pedido del público con un pedacito de “Maldito piano” de Las Blacanblus. La despedida fue con “Angelito” de su disco “Asunto mío”  editado en 2007.    

Todo listo para el plato fuerte de la noche: el Dream Team, formado por Daniel Raffo en guitarra, Alambre González en guitarra, Mauro Ceriello en bajo y Pato Raffo en batería, que decidieron invitar a Luciano Bassi para hacer una versión mas “funk” de “Lets get it on” de Marvin Gaye y pegarle el clásico “Hoochie coochie man”. A la fiesta se sumó Ricardo Tapia, cantante de La Mississippi, y ahora sí el equipo era realmente de los sueños y traía un repertorio lleno de standards del blues. “Caldonia” (al igual que la Dynamo) y “I wanna make love with you” hicieron delirar a La Trastienda. Luego Tapia tomó el micrófono para dejar un mensaje: “Es muy importante que estén en este Festival, háganse fieles, porque el blues no tiene fronteras, ni idiomas, es argentino porque le damos más bola que otros que lo tienen todos los días”.

En “I’m ready” el escenario se vio invadido por una zapada a tres violas al mejor estilo Iron Maiden, donde se vieron tres escuelas diferentes: Tapia soleando con slide, Alambre González con su sonido volcado al rock y Raffo más influenciado por el blues. “El detalle” y “Un poco más” ambos temas de la Mississippi dieron pie a “La grange” de ZZ Top, que sirvió de excusa para otra vuelta de solos múltiples. El gran final, con todos los músicos de las fechas anteriores copando el escenario, se dio con una interminable versión de “Blues local” de Pappo.

Después de tres jornadas intensivas de blues, solo queda agradecer la existencia de este festival y apegarnos a las palabras de Ricardo Tapia: “Háganse fieles, porque el blues no tiene fronteras ni idiomas”.
TODAS LAS FOTOS