Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cosquin Rock

Rock and roll y fiesta

Cronista: Gentileza: Pablo Rios | Fotos: Gentileza: Prensa

13 de Febrero, 2011

Rock and roll y fiesta

Ciro y Los Persas, No Te Va Gustar y Las Pastillas del Abuelo fueron los números destacados de la última fecha del Cosquín Rock, donde Kapanga reafirmó su idilio con la provincia y Los Gardelitos pusieron la cuota rockera.

"Buenas tardes, esto es Bela Lugosi" se presentó la banda mendocina que abrió su set con "Soy libre", a la que le pegaron "El puente"y "Mondongo reggae". El silencio se apoderó del aeródromo de punilla hasta que Eruca Sativa empezó a marcar el ritmo con "Paraíso en retro" seguido de "Tu trampa" y "Magoo" y ya para despedirse en la calurosa tarde de domingo, "La carne" y "El límite". La tercera banda en pisar el escenario principal fue Arbolito, con un medley instrumental seguido de un "¡Buenas tardes, che!". Sonaron "La costumbre", "Niña mapuche" y "Saya del yuyo" entre otros.

Luego Los Gardelitos salieron a escena con sus clásicos trajes negros entre las banderas de público y se destacaron "Mezcla rara", "Una roca en el humo" y "Nadie cree en mi canción". "Hace muchos años, cuando la banda estaba pasando por un mal momento por el fallecimiento de un integrante, no sabíamos si seguir o no seguir, y en el estadio de Vélez Tavo Kupinski dedico sudestada a la memoria de Korneta. La banda lo mínimo que puede hacer es dedicarle este show: para vos Tavo" con esas palabras emocionantes, Eli Suárez recordó al ex guitarrista de Los Piojos. Para el final quedaron "Los querandíes", con la presentación de la banda, "Oxigeno", "No puedo parar mi moto" y "Calles calientes".

La espera por la banda de Quilmes se hacía eterna, los globos estaban inflados, los vasos llenos, sólo faltaba que Kapanga pisara el escenario y la primera de la tarde fue "Cecator, el borracho" a la que le pegaron " El universal" y ya se notaba que la banda tiene muchos seguidores en Córdoba. Siguieron con Fumar y llegó el primer invitado de la tarde, Pancho Chevez con su armónica para hacer "Ruta".

Para todos los que lo estaban esperando llegó "Ramón", seguido de "El albañil" y después el Mono se acordó de aquel compañero que en la colimba que le prestó el casete de La Mona Giménez, que se encontraba vendiendo cerveza en el predio. A él le dedicó: "Ella", "Agujita de oro" y" La caravana", enganchadas las tres para el deleite de todos los cordobeses. Con Andrés Giménez tocaron "Desearía" y cerraron bien arriba con "Rock", "Me mata" y "El mono relojero".

Después le tocó el turno a No Te Va Gustar, que abrieron su set a pura fuerza con "Fuera de control"; Siguieron con "Chau", "Al vacío" y "Los indiferentes", y el cantante Emiliano Brancciari aprovechó para agradecer el respeto del público. "Cero a la izquierda" es el corte que eligieron para el último disco y se nota que rotó porque lo cantó todo el Valle de Punilla. La fiesta seguía con "Pensar" y la llegada de una de las canciones mas viejitas, de las más lindas que tiene la banda: "Clara", que fue enganchada con "Esta plaga" y seguida por "Tan lejos". Después de recorrer el disco nuevo, los uruguayos se hicieron lugar para más clásicos: "Verte reir" y "No hay dolor". Maikel subió para "El camino más largo" y se despidieron con "Nada para ver".

La grilla continuaba con Las Pastillas del Abuelo, quienes con "¿Qué Vicios Tengo?", "Tantas Escaleras" y "Los oportunistas" desataron la tradicional fiesta pastillera. Las melodías se metían en los oídos del publico y se podía ver disfrutar el show tanto arriba como abajo del escenario, por ejemplo en "Enano" y su ya clásico medley con "La parabellum del buen psicópata", siguieron con "Dónde esconder tantas manos" y "Me juego el corazón", antes que volviera a subir Panchito para "Que hago yo esperando un puto as?". Le quedaba un poco más a la noche, "Peldaño" de por medio, y "Locura y realidad" marcó el final.

Con la pantalla de fondo pasando imágenes de caballos acompañando el arte de Espejos, Andrés Ciro empezó su primera participación solista en el Cosquín Rock de la misma manera que sus shows del Luna Park: con "Antes y después" seguida de "El viejo", el cover de Pappo. Después de "Desde lejos no se ve", saludó al público y se mostró contento por cerrar "el festival más importante de la Argentina. Siguió "Vas a bailar" y subió Micky Rodríguez, ex bajista de Los Piojos, y le dedicaron a la memoria de un compañero de muchos años: "Todo pasa", otro emocionante recuerdo para Tavo.

Un poco de rock and roll con "Banda de garage" y Andrés que dejó su visión de la realidad argentina: "viví tiempos distintos cuando nuestro presidente era Menem, o Alfonsín, que poco pudo hacer. Creo que más allá de los errores y las críticas que podamos hacer, nos estamos encaminado a un lugar distinto, y todos tenemos que hacernos cargo". "Paso a paso", el tema de su placa solista con más contenido social, acompañó este momento.

"Luz de marfil" fue una fiesta en el campo del aeródromo, seguido por un inédito piojoso recuperado en Espejos, el "Blues del gato sarnoso" y "Malambo para Luca". Ya sin Micky en el escenario, Ciro arremetió con "Ximenita", "Zapatos de gamuza azul", mitad en inglés y mitad en castellano; "Genius" completando un doble homenaje a Moris con su intro de "El mendigo de Dock Sud"; "Insisto", de los más cantados de su material solista; "Pistolas" luego de amagar con "Tan solo" y "Pacífico" sirvieron para recorrer toda su vida musical y algunas de sus influencias.

El patito de goma amarillo, esos de sonido bastante molesto, presagiaba "Chu cu chu"; y también la recta final del show, que llegó con "Noche de hoy", un poquito de "Positive vibration" de Bob Marley y esa zapada solista que se conoció como "Trapos" y la consiguiente lectura de banderas.

Con el show de Andrés Ciro se fue otra edición del Cosquín Rock, el festival más federal de la Argentina ya cumplió 11 años de peregrinaciones, grandes shows de grandes artistas y mil y una anécdotas.

TODAS LAS FOTOS