Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Don Carlos

Lord of lord

Cronista: Gentileza: Pablo Rios | Fotos: Jose Fuño

24 de Marzo, 2011

Lord of lord

El reggae de la vieja escuela volvió a Buenos Aires: Don Carlos se presentó junto a Everton Blender en Groove. A continuación, la Fiesta Clandestina mostró grandes shows de Riddim y Kameleba.

Mientras afuera la noche pintaba fresca en la city porteña, adentro el DJ repasaba temas clásicos de reggae y la espera por Everton Blender se volvía eterna. “Desde Jamaica y por primera vez en la Argentina la hermana Aisha Blender” anunció el presentador y la morocha embarazada le puso voz al los acordes de un reggae suave y tranquilo seguido por “Bad boys” del rey Bob que marcó la temperatura justa para que Everton Blender se haga cargo de la banda y la noche empiece a rodar.

Everton marcaba presencia sobre el escenario, los músicos el ritmo y la gente le ponía el baile. El jamaiquino parecía sorprendido por la cantidad de público presente en un Groove lleno, y repasó canciones como "Ghetto people”, “Lift Up Your Head” y “We no fear”. Después de "Love Jah Jah" Everton se sacó el gorro, dejó caer sus dreadlocks e invitó al baile, aunque el público no hacía su parte, y con cierta indiferencia terminó el show.

Don Carlos llegó con su respectiva presentación, que rezaba amor al folklore jamaiquino, y una bienvenida instrumental de ritmos puros de roots de parte de la Dub Vision, la banda que comparten Everton y Don Carlos. Con “I love Jah” empezó el primer show de su gira "Together as one", y el músico expresó su felicidad por volver a estar en Buenos Aires.

El reggae sonaba muy bien y el músico no esforzaba la voz en ningún momento algo totalmente sorpresivo por su edad; las gotas de sudor le corrían por la barba mientras cantaba canciones como “Babylon rule dem”, una espectacular versión a capella de “Magic man” y pegada la clásica “Young girl”.

El jamaiquino salió de escena en busca de una toalla antes de hacer “Zion train”, hacia el final aparecieron las coristas de Everton Blender y el mismo Everton para hacer la canción más festejada de la noche, "Satta massagana", el broche de oro con el que Don Carlos le dijo hasta luego a la Argentina.

Lentamente pero firmes

La Fiesta Clandestina tomaba forma, el DJ se encargaba de ponerle música mientras los plomos acomodaban los instrumentos para la llegada de Riddim. El circo clowndestino hacía de las suyas con una escalofriante rutina en tela, mientras abajo los acróbatas hacían malabares y divertían al público.

A 1.45 Riddim encaró el escenario y sin mediar palabras abrió el show con “Donde brilla el sol”, seguida de “Voy a salir”, una gran cancion como “Confusion” y si el set queria levantar a la gente, que mejor que el cover de Peter Tosh “Legalize it” enganchada con “Dónde estabas” con baile a pleno tanto arriba como abajo del escenario. “Quisiera pedir en nombre de todo Riddim unos segundos de silencio en nombre de los 30 mil desaparecidos, hoy hace 35 años del peor momento de la Argentina". El silencio fue pleno y la primera voz que se alzó fue la de Pety para agradecer y darle forma a “Si estás conmigo” enganchada con “No me den basura”. Para el final quedaron "De cara a la luz”, la clasica “Hey Bredda”, “A tu lado”, “la máscara” y para ponerle broche a puro ritmo, “Tu amor”

Rugen fuerte

El león del interior subió al escenario de Groove para mostrar su mensaje y cantar en una gran noche clandestina. La intro de Kameleba marcaba el delirio en la pista, la salida de Dario, su cantante, para ponerle voz a “Maldita herencia”. Siguieron “Nativo”, “Desamor diplomático”, “Reggae me lo cura”, y un momento romántico en “Con vos” y "Divino amor”.

El “Vibra sound”, tema con el que titularon su último disco, levantaba temperatura. El humo subía por todos lados cuando empezó a sonar “La ganja” en una versión para el recuerdo y las palmas después de cada canción mostraban la conformidad del público. La lista seguía con “Espejo”, enganchada con "La cacha” y con “Lo que hay en ti”. El final llegaría con el clásico "Dale dale Kameleba" de la mano de “Conciente” pero la fiesta clandestina siguió hasta que el sol empieza a pegar en la cara.
TODAS LAS FOTOS