Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Flaming Lips

Hippies del futuro

Cronista: Gentileza: Sebastián Barrera | Fotos: Jose Fuño

05 de Abril, 2011

Hippies del futuro

Nuevamente gracias al Lollapalooza chileno pudimos disfrutar de una de las bandas más representativas de los noventas y que ahora vinieron a presentarse por primera vez en el GEBA ante un público un poco frío pero entusiasmado por verlos después de tanta espera.

Se habló mucho antes del show. En realidad se habló siempre de esta banda, de su locura, su psicodelia tan moderna, de sus presentaciones y la necesidad de verlos en vivo. “La banda que tenés que ver antes de morir”, en inglés, en español, en prácticamente todas las revistas de música los citan como una experiencia que se debe vivir.

Lástima que fue un martes. Ya de por sí ver un show en día de semana no está muy bueno, mucho menos a Flaming Lips. Así que ahí estaban todos, algunos disfrazados con sombreros raros y otros muy modernos, quizás demasiados. La moda y sus ideas raras.

Volador G abrió para muy pocas personas a las 18:30 para los que se escaparon del trabajo o para los que simplemente no trabajan. Pasaron los de Massacre, figurita repetida pero siempre aceptada en esto de esperar a la banda principal. Walas tiró sus frases deliradas y siguió presentando su último disco El Mamút, prometiendo disco nuevo que ya se está grabando.

Respetando los horarios, media hora antes que arranquen los Flaming Lips, un equipo gigante de plomos copó el escenario para adornarlo, ponerle cajas, firuletes, guirnaldas y todo lo necesario para el vivo. El mismo Wayne Coyne (voz líder) apareció, revisó detalles y hasta se presentó antes que arranque con traductora y todo para avisar que lo que íbamos a ver iba a ser genial, que ojo con las luces, que no se asusten y que no se lastimen tratando de divertirse.

A todo esto pasaban los trenes detrás del escenario y los aviones por arriba, en una noche fresca pero bien, ideal para un show al aire libre de gente parada pero con vip que ocupaba casi la mitad del campo. Según dicen era eso o que no vengan, ya que la banda pidió mucha plata. Excusa que sirvió ahora pero que repiten en prácticamente todo espectáculo de estadio, dividiendo el campo en dos generando la comodidad de algunos y el fastidio de otros.

Youtube ayudó a la previa, mostrando cómo Wayne aparece dentro de una burbuja gigante para caminar entre el público mientras globos, papelitos y gente naranja bailan a los costados para generar una fiesta nunca antes vista. La banda aparece desde la pantalla semi-circular para arrancar la presentación con The Fear y Worm Mountain, el primero instrumental y el segundo del último gran disco Embryonic, que lanzaron a finales del 2009.

El come on motherfuckers se repitió de comienzo a fin, tratando de levantar a un público tranquilo, relajado, como si supieran que al otro día era miércoles. Wayne no paraba de arengar, pidiendo que lo ayuden, que canten y se vuelvan locos. El vip alucinado, pero detrás de la vaya sólo habían oyentes de una banda ideal para el Luna Park pese a no tocar en lugares cerrados.

Vale reconocer que los agudos se complicaban y esa voz aniñada que se le reconoce en los discos de estudio no logró conformar a la hora de llegar a notas no tan difíciles pero que merecen cierto cuidado.

Poco de Soft Bulletin y de Yoshimi Battles the Pink Robots, dos de los trece discos que tiene la banda en sus casi treinta años. De los dos eternos clásicos solo pasaron los obligados She Dont Use Jelly y Yoshimi Battles the Pink Robots, Pt. 1, Race for a prize y el gran final con Do you Realice?? El resto casi todo del disco nuevo, mucha psicodelia, silencios y cuelgues por todos lados.

Lista floja si se puede decir, con quince canciones en casi dos horas de show. Un poco más de Soft Bulletin hubiera venido bien, pero eran los Flaming Lips en vivo, y todo caía bien, más con los papelitos y Wayne que no paraba de ser macanudo, que se emocionaba con los trenes que le pasaban por al lado y agradecía haberlos recibido después de tantos años de espera.
TODAS LAS FOTOS