Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Deftones y Cypress Hill

Sube y baja emocional

Cronista: Gentileza: Gonzalo Sanchez Segovia | Fotos: Anabella Reggiani

06 de Abril, 2011

Sube y baja emocional

La banda de Chino Moreno y Cypress Hill tocaron en el Estadio Malvinas Argentinas, ambos grupos presentaron discos editados el año pasado.

Deftones y Cypress Hill es un combo raro, tienen estilos diferentes. Los primeros, hacen metal alternativo y en su pico de popularidad fueron encasillados como nü metal; y los segundos, son uno de los grupos de hip hop más influyentes de la historia.

Quizás, lo único que tengan en común sean las raíces latinas de sus integrantes y que sus discos debut fueron lanzados en la década del noventa. O no, porque por algo compartieron una gira que terminó con el recital del miércoles pasado en el Malvinas Argentinas, y se complementaron bastante bien.

Pasadas las ocho de la noche, Cypress Hill subió al escenario y dio la patada inicial con “Get ‘em up”, de su último álbum Rise up (2010), que vinieron a presentar. Pero no tardaron en disparar algunas canciones más viejas como “Hand on the pump”, “How I coluld just kill a man” y “Latin Lingo”.

Al principio, parecía que la banda jugaba de visitante, y que todo el público había ido a ver a Deftones, pero con el correr del tiempo y los ritmos del Dj Julio G se ganaron a la gente que empezó a agitar la cabeza y levantar las manos.

Los Mc’s B-Real y Sen Dog se alternaron para rapear en las muy festejadas “Armada Latina”, “Insane in the brain” y “I wanna get high”. La parte instrumental del show, si se le puede llamar así, estuvo a cargo del percusionista Eric Bobo y Julio G.

El cierre con “Rise up”, compuesta junto a Tom Morello, y “Rock superstar”, con Chino Moreno acompañando al grupo, le dieron el pie a Deftones para que suba al escenario.

Luego de un intervalo para acomodar los instrumentos, Deftones comenzó su poderoso set con “Diamond eyes”, de su última placa con el mis nombre, y luego “Rocket skates. Aunque el sonido se sentía un poco enlatado al principio, “Birthmark” y Enigine No 9”, desataron el pogo.

La voz de Chino Moreno es versátil, puede explotar en alaridos agudos y desgarradores, o puede llevar la melodía con suavidad y melancolía como en “Be quiet and drive (far away)”. La puesta en escena no existe, son sólo los músicos y los saltos descontrolados de Moreno que se mueve por el escenario o se sube al vallado para cantar.

El show de Deftones oscila entre la angustia de power balads, “Sextape” y “Change (in the house of flies)”, y el pogo más desaforado con riffs metaleros como en “Elite”, “Bloody cape” y “You’ve seen the butcher”. La banda maneja constantemente la intensidad de las canciones y las llevan de la suavidad a la intensidad metalera, se mueven entre la tormenta y la calma que la antecede.

El mejor momento fue en “Back to school (mini maggit)”, el hit de White Pony (2000), acompañados por Sen Dog con el público saltando y cantando descontrolados. Al final, explotaron los riffs de  “Root” y “7 words”, que fueron recibidos como clásicos de la banda.

A pesar de sus diferencias, Deftones y Cypress Hill compartieron el escenario y con shows diferentes le dieron una satisfacción al público que fue a buscar un sonido alternativo al clásico rock. Una muestra de lo que podría ser un Lollapalooza en Argentina.
TODAS LAS FOTOS