Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

No Te Va Gustar

Era cierto

Cronista: Sergio Visciglia | Fotos: Anabella Reggiani

17 de Abril, 2011

Era cierto

Los uruguayos de No Te Va Gustar siguen haciendo de las suyas en suelo argentino, y esta vez, con la excusa de la presentación de su nuevo disco “Por lo menos hoy”, coparon el fin de semana porteño en el Luna Park.

Para los que llegaron temprano a la función del domingo 17 de abril (la tercera de cuatro), la opción para amenizar la espera es más que agradable con el grupo español Vetusta Morla, quien acompañó en las primeras tres funciones de los uruguayos y que luego devolverá gentilezas en mayo en tierras europeas. A diferencia de los dos días anteriores, esta vez la propuesta fue en formato acústico y se la bancaron muy bien a dos guitarras y una voz presentando temas de su disco debut “Un día en el mundo”, y también del que vendrá en unos meses y se titulará “Mapas”.

El Luna ya estaba casi completo y el público respondía con aplausos ante cada canción. Luego de la despedida, las luces se apagaron y entre gritos y alaridos, apareció un mini documental del flamante disco, como ya es costumbre cada vez que No Te Va Gustar presenta oficialmente un nuevo trabajo. La batería arrancó a pura potencia, y “Con el viento” pegó fuerte y se enganchó con “Fuera de control”, para provocar los primeros saltos frenéticos de la noche.

El nuevo corte de difusión, “Chau”, llegó con un contrabajo eléctrico a cargo de Guzmán Silvera que golpea bien duro en el pecho, y apareció pegadito a un hit de los viejos (aunque no tanto), “Al vacío”, con esa letra rencorosa que tanto le gusta a la gente. Entre saludos, el cantante Emiliano Brancciari presentó dos temas exclusivos de la noche (la lista de temas viene con cambios en cada jornada): “En la cara”, el cual vislumbra lo potente que suena, y cada vez más, esta banda en vivo, y “Dejame bailar”, donde el cantante contó que fue escrito en honor a un tío que falleció a temprana edad.

Las pantallas otra vez acapararon la atención, esta vez con la imagen y las palabras de Eduardo Galeano que fueron el preludio a la bella canción “Nunca más a mi lado”, que en vivo suena aun más emotiva centrando su letra en contra de la violencia de género. Así entonces fueron alternando más novedades (entre otras, “Cero a la izquierda” o “Memorias del olvido”, inspirada en la película The Reader protagonizada por Kate Winslet) con viejos clásicos internos del grupo como la siempre efectiva “Te quiero más” o la compradora “No necesito nada” en formato acústico, que dejó a más de una adolescente con los ojos bien enamoradizos.

Hubo tiempo para la presencia de músicos invitados, y fueron pasando Federico Blois de la banda uruguaya Don Nadie en percusión, como así también su compatriota Federico Lima (o Socio), quien desde atrás tocaba la guitarra acústica hasta que dejó su marca al cantar ese gran tema que es “Tan Lejos”. Brancciari arrancó con las estrofas de la murguera “Clara” y los suspiros de siempre se convirtieron en aplausos cuando entraron a escena Dani y Cóndor de Bersuit Vergarabat (¡y con pijamas!), como generándose un favorcito de promoción para la vuelta bersuitera que tiene fecha para dentro de un mes en el Quilmes Rock. Acierto de la productora en común sin dudas.

Con cuatro guitarras sonando, “Tu defecto es el mío” se transformó en uno de los mejores temas de la noche, con la presencia del productor del disco, Juanchi Baleirón, y luego subieron también Maikel de Kapanga y Capanga (valga la redundancia) de Los Auténticos Decadentes para el tándem ska “Esta plaga” y “Rata”. El final trajo los hits en un Luna Park que a esta altura estaba enfervorizado: “Pensar”, “Mucho más felíz” (dedicada por el cantante a sus amigos de la infancia de Munro), “Me cuesta creer”, “Te voy a llevar” (una vez más acompañada de la ricotera “Todo un palo”) y “No era cierto”, que como es habitual avisa que todo se acaba.

Pero no: la banda volvió con el “El camino” y cerró a pleno delirio con “Nada para ver”, una excelente descripción de Montevideo a cargo del argentino Brancciari (¿a lo Luca con “Mañana en el Abasto”?) donde también brilló esa precisa sección de vientos a cargo Denis Ramos en trombón, Martín Gil en trompeta y el talentoso Mauricio Ortíz en saxo, quienes desde siempre se han mostrado como el as de espadas que tiene la banda en cuanto a lo musical.

Tres funciones en el Luna Park a lleno total, más una nueva agregada para el lunes, demuestran que No Te Va Gustar es, junto a Las Pastillas del Abuelo, el grupo que más convoca en la ciudad de Buenos Aires (el Indio y La Renga sólo tocan en el interior), con el dato clave y significativo de que son uruguayos. A esto hay que agregar que la banda es sin dudas de las más prolíficas de la actualidad, sacando discos con bastante continuidad y ofreciendo siempre novedades en sus shows en vivo, en los que suele sonar bien dejando a sus seguidores más que satisfechos.
TODAS LAS FOTOS