Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

John Fogerty

Déjame recordar las cosas que amo

Cronista: Gentileza: Pablo Rios | Fotos: Gentileza prensa

12 de Mayo, 2011

Déjame recordar las cosas que amo

El legendario líder de Creedence se presentó por primera vez en Argentina con un doblete en el Luna Park.

El viernes por la noche El Palacio de los Deportes se vistió de fiesta por segundo día consecutivo, para recibir a John Fogerty. El hombre de California no tiene canas, se entiende lo que canta y sus letras las conoce todo el planeta; además de tocar la guitarra como lo que es: un prócer.

Luces violetas sobre el escenario, una guitarra eléctrica para apoyarla sobre la tradicional camisa azul a cuadrillé, y el arranque con “Hey tonight”, para que el público empezara a acompañar al cantante, muchos de ellos loqueados para la ocasión, con sombreros de cowboy, jeans de tiro alto y las camisas a cuadros.
 
“Green river” y “Who´ll stop the rain” fortificaban la fiesta, el cambio de guitarras era constante, y una blanca con destellos en plateado le dio música a “Lodi“, la única ranchera de todo el show. “Lookin´out my back door” se llevó los flashes del público, cuando el guitarrista Buddy Miller se lució con un solo impactante, mientras que el batero, Jay Bellerose desató una furia consciente sobre los parches mientras la banda tocaba “Born on the bayou”.

La voz de John está genial, lo demostró de frente al publico cantando “Ramble tamble” a capella hasta la segunda estrofa, cuando los músicos le dieron el ritmo original y el himno se enganchó con “Midnight special”; luegó sonó “Cotton fields”, donde Hunder Perry se lució con una mini guitarra criolla.

Las luces del Luna Park bajaron por completo, sólo se veían los carretes de luz de emergencia y la luz celeste que iluminaba el escenario, mientras la banda se despachaba con “Dont you wish it was true”, y algunos se agolpaban en los pasillos para tener una foto de recuerdo. “Long as I can see the light” y “Heard it through the grapevine” fueron los elegidos antes de llamar a Lucas, un joven argentino al que Fogerty le regaló una guitarra roja.

El show venia con un alto valor enérgico, que estalló cuando los gritos del ex Creedence penetraron los oídos con “Have you ever seen the rain”, mientras que la pegadiza e inigualable “Pretty woman” desencajó al publico que se paró a bailotear. La banda sonó prolija en todo momento y John desfilaba los temas uno tras otro: “Night time is the right time”, seguida de “Travelin’ band” y  “Keep on chooglin’”.

Luego de un pequeño parate, Fogerty y su banda volvieron con “Summer time blues”, una impecable versión de “Up around the bend”, “Down on the corner”, “Old man down the road” y “Bad moon rising” fueron los temas antes de salir a refrescarse, dejar al público en stand by para volver y desatar la lujuria con “Fortunate son”, “Rockin all over the word”, y la última, antes de partir hacia Chile y finalizar la gira por Sudamérica “Proud Mary”.

A pocos días de comenzar la semana de mayo, un prócer de la música deleitó al Palacio de los Deportes, al compás del clásico rock and roll de los años ‘50, ‘60, ‘70, ‘80… La voz de Creedence Clearwater Revival es amada en el mundo. Y Argentina no es la excepción.

Foto Gentileza: Noe Otero

TODAS LAS FOTOS