Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Alice Cooper

Bienvenido a mi pesadilla

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Beto Landoni

28 de Mayo, 2011

Bienvenido a mi pesadilla

Alice Cooper volvió a la Argentina con un show impactante –como nos tiene acostumbrados- y lleno de clásicos.

Hace ya varios años atrás, Rob Zombie estaba  preparando su próxima gira para la cual se le habían  ocurrido un par de ideas. Pero a la hora de plasmarlas en la realidad algo le hacía ruido. Fue a su videoteca, puso un VHS de Alice Cooper, y se dio cuenta de que todas sus ideas eran un plagio y exclamó: “No puede ser, este tipo ya lo hizo todo.” La frustración de Rob Zombie es justificada, ya que Vincent Furnier se dedica hace 40 años a fusionar lo más terrorífico del cine clase B con el rock, y, como precursor, logró un guión espectacular, que se traduce en su tour: “No More Mr Nice Guy, the Original Evil Returns”. Su presencia en el Estadio Malvinas Argentinas estuvo en peligro por una infección que lo obligó a suspender su show en Chile. Por suerte Alice se recuperó y demostró que a pesar de sus 63 años sigue rockeando como siempre.

El maestro del terror: Como su marca registrada, Alice desplegó todo su manejo del escenario y sus espeluznantes actos. Abrió el show cantando “The Black Widow” desde una altísima tarima adornada con telarañas y seis brazos extras simulando al arácnido. Jugueteó con una muleta, regaló dólares desde un florete, se colgó una boa del cuello (sin su reptil amigo, un espectáculo del Sr. Cooper, no sería lo mismo). Durante la balada “Only Women Bleed” pasó del amor al odio con una muñeca con la cual bailó y hasta se animó a besar, para maltratarla y zamarrearla más tarde en “Cold Ethyl”.

Ubicó un muñeco en la silla eléctrica, activó el switch, su creación tomó vida y se encarnó en un Frankenstein de tres metros. Y como no podía faltar, después de empalar a un técnico con una espada, las represalias no se hicieron esperar. ¿El castigo? Alice fue decapitado por una guillotina, y su cabeza mostrada al público como un trofeo por parte de su verdugo. Al final, con la camiseta de la Selección y enfundando la bandera argentina, hizo campaña cantando “Elected”: si Alice se presenta para las presidenciales, al ballotage llega seguro.

La Banda: Para esta gira Alice decidió agregar una tercer guitarra para sumar potencia y densidad a su sonido. El grupo quedó configurado con Steve Hunter, Damon Johnson y Tommy Henriksen en las guitarras; Chuck Garric en bajo y Glen Sobel en la batería, logrando el cometido en temas como “Brutal Planet” y el nuevo “I’ll bite your face off”. Los músicos tuvieron licencia para hacer alguna zapada, aportando coros por sobre los que se disparaban desde control, mientras ejecutaban las viejas canciones en versión 2011, con Cooper como director de orquesta.

Los clásicos: No debe ser fácil armar un setlist teniendo 25 discos editados, pero la elección de Alice fue muy acertada repasando hits de la etapa de los 60’ y 70’ como I'm Eighteen" (describiendo esta etapa gris de estar en el medio de la adolescencia y la adultez)  y No More Mr. Nice Guy". A “Poison” y “"Hey Stoopid" de la década del 80’, se le sumaron “School's Out" mezclada con "Another Brick in The Wall" de Pink Floyd, y el cierre con “Fire” de Jimi Hendrix.

Alice Cooper repasó su guión rockero y entregó lo de siempre: un combo de canciones clásicas sumadas a un show shockeante y entretenido.

TODAS LAS FOTOS