Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Emmanuel Horvilleur

Emmanuel Horvilleur: entre lo top y lo rock

Cronista: Gentileza: Guillermo Lopez | Fotos: Gentileza: Ro Diaz

08 de Agosto, 2005

Emmanuel Horvilleur: entre lo top y lo rock

Emmanuel Horvilleur presentó el viernes en La Trastienda algunos de los temas de su próximo disco, Rocanrolero. En una noche donde se mezclaron los flashes (no mentales) y el rock.

La noche comenzó con un ambiente, como decirlo... digamos que ‘top’. En el hall de entrada de La Trastienda, todos los paparazzis inundaban de flashes los rostros de las ‘personalidades’ de la noche: Divina Gloria, Juan De Benedictis (ex de Juanita Viale e hijo de Piero), el relacionista público Gaby Alvarez, entre otros, que honestamente desconozco. De pronto uno se sentía en una fiesta de la revista Caras o Gente con Jorge Rial y modelos por doquier. Pero no, estabamos en La Trastienda citados por Emmanuel Horvilleur que presentaba su segundo disco, Rocanrolero.

Media hora después de lo pactado, con el clásico humo blanco de fondo, se abrió el telón para que Emmanuel y su banda salgan al escenario a intentar reemplazar el ya mencionado ambiente ‘top’ por uno más de fiesta y de pop-rock. Y lo lograron. Abrieron el show con una seguidilla de tres temas de su próximo disco –Listos para ver, Si me miras y Alucinante- que como su nombre lo indica viene muy cargado de energía rockera que el público pareció absorber inmediatamente.

Para seguir alimentando la fuerza de los presentes, que sacaban frenéticamente fotos con sus cámaras y celulares, llegó uno de los hits del primer disco, Soy tu nena, y en consecuencia el primer ‘pogito’ (es Emmanuel Horvilleur che, no Metallica) de la noche. A esta altura las chicas no podían disimular su calor por el ex Illya Kuryaki & The Valderramas gritando cánticos como “a ver a ver, como mueve la colita” (ay chicas...).

Promediaba la mitad del show, todo iba bien y viento en popa, hasta que Emmanuel anunció: “se rompió un pedal de la batería”. Frente a esto, sorprendió a todos y cantó una balada, obviamente sin el acompañamiento de la bata. Lo que se suponía que era un arreglo rápido y sencillo se convirtió en un problema complejo y tedioso, por lo que la banda y un Emmanuel muy enojado tuvieron que dejar el escenario. La incertidumbre tomó por sorpresa a todos en La Trastienda.

De un momento a otro no había música y ¡mucho menos banda!. Los ayudantes se rompían la cabeza y alma por solucionar el problema llamado “pedal”. Fueron cinco minutos tensos para Emmanuel y los suyos que, arreglado por fin el pedal, volvieron al escenario con la difícil tarea de levantar nuevamente al público que había sido bajado casi de un hondazo a causa del parate. Para eso interpretaron otro de los hits de Música y delirio, Hermano plateado, y todo volvió a la normalidad.

Emmanuel Horvilleur presentó casi la totalidad de los temas que compondrán su segundo disco, Rocanrolero, como: Chevy y Un rap, entre otros, que delatan un trabajo mucho más rockero (justamente) que su antecesor Música y delirio. Se acercaba el final de la noche. Luego de tocar En mi cama, otro de los temas que estarán en Rocanrolero, Emmanuel dijo muchas gracias y junto a su banda abandonaron el escenario, o por lo menos eso parecía. Al no cerrarse el telón era evidente el clásico ‘me voy... pero no me fui’. Los cinco se hicieron rogar un poquito y volvieron para realizar los últimos dos temas de la noche. Los elegidos: Música y delirio y Puedes sentir amor, ambos del primer disco. Del segundo tema hicieron una súper versión hipnotizante y rockera que terminó con el violero en el piso y tocando con los dientes a lo Ricardo Mollo. Un espectáculo excelente para cerrar una noche donde hubo presentación y a su vez despedida de discos.

Emmanuel Horvilleur sigue demostrando su buena performance en vivo (a pesar del asunto del pedal), con un sonido fresco y nítido. Además, confía que su próximo disco, al igual que el primero, sea una obra que no pase desapercibida por su fiel público ni por la crítica. Con algunos hits y con más rock, Rocanrolero promete dar que hablar.

TODAS LAS FOTOS