Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Rata Blanca

20 años abrazando el rock and roll

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Gentileza: Leandro Baglietto

04 de Junio, 2011

20 años abrazando el rock and roll

La banda festejó las dos décadas de Magos, espadas y rosas, su disco insignia.

En 1991 Rata Blanca editaba Magos, espadas y rosas sin pensar que su presente y su futuro cambiarían de forma radical. El disco incluía dos temas -“La leyenda del hada y el mago” y “Mujer amante”- que le darían a la banda de Walter Giardino, la visa para que La Rata viaje por todo Latinoamérica y más tarde por Europa, algo que pocos grupos pudieron lograr (Soda Stereo, Los Fabulosos Cadillacs, Babasónicos y no muchos más)

Adrián Barilari se había sumado a la banda, aportando la voz y la pieza del rompecabezas que faltaba para lograr el éxito, ese que también los llevó a tocar en bailantas y en el programa de Marcelo Tinelli, algo no muy bien visto por los heavy metal de raza. Pero ellos ignoraron las críticas, siguieron para adelante haciendo lo suyo y por eso se pueden dar el lujo de esta merecida fiesta aniversario.

“Diario de una sombra” y “Solo para amarte” dieron comienzo a la celebración. Walter Giardino en guitarra, Adrián Barilari en voz, Guillermo Sánchez en bajo, Fernando Scarcella en batería y Danilo Moschen en teclados, eran los anfitriones de un Luna Park colmado. “71-06 Endorfina”, donde Rata se desquita con sus detractores (“Ves como cualquiera, dice que hace rock y ves como los premian por televisión”), “El sueño de la Gitana”, “La llave de la puerta secreta” y  “Ángeles de acero” completaron el mix de canciones nuevas y viejas, que pusieron a la masa en clima, para dar paso a lo que todos habían ido a ver: Magos espadas y rosas tocado en su totalidad, y su orden original.

La famosa intro de batería, sirvió de base para que Giardino recreara el riff de “La leyenda del hada y el mago” con su solo neo-clásico y la gente lo imite de forma desenfrenada haciendo “air guitar”. Le siguió “Mujer amante”, una canción que tiene una historia particular. Estuvo a punto de quedar fuera del disco, pero después de varios debates, los de Bajo Flores tomaron la decisión correcta y la incluyeron. La reacción del público de todas las generaciones con esta balada es casi inexplicable. Llega a provocar una ronda giratoria en el centro del campo, igual a las de fin de curso, y es más festejada que cualquier otro hit de la banda. Esa es la magia de éste clásico que sólo entienden los fanáticos.

“El beso de la bruja” con ese toque de Ritchie Blackmore, “Haz tu jugada”, la egipcia  “El camino del sol”, “Días duros” y la instrumental “Porque es tan difícil amar” cerraron la revisión del disco insignia de Rata Blanca. 

Walter Giardino no pudo con su genio y en “Preludio obsesivo” demostró todo su virtuosismo (aunque a veces abuse de él) con un solo basado en sus influencias directas: Yngwie Malmsteen, Bach y todos los autores de etapa barroca. Para los bises llegaron “El reino olvidado”, “Chico Callejero”, donde Barilari se lució con todos sus agudos, y el final con “Guerrero del Arco Iris”.

Rata Blanca festejó los 20 años del disco que le cambió la vida con un show que muestra por qué a través de su experiencia, sus equipos y su historia, suena como una banda internacional.

TODAS LAS FOTOS