Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Festival Solidario - Abrazo a la Patagonia

Solidaridad en acordes

Cronista: Redaccion El Bondi | Fotos: Jose Fuño

29 de Junio, 2011

Solidaridad en acordes

El miércoles pasado se llevó a cabo el Abrazo a la Patagonia en Groove. Un encuentro de artistas de diferentes géneros, todos unidos para ayudar a los pueblos damnificados por el Volcán Puyehue.

Siempre es una buena razón la música para alegrar el alma, y si eso viene de la mano de una buena causa alegra el doble. Debido a la lluvia de cenizas provocada hace un mes por el Volcán Puyehue, la Organización de los Jacobacinos residentes en Buenos Aires y La Plata y Red Solidaria organizaron un “Abrazo a la Patagonia”. En este evento participaron varias bandas y artistas con el motivo de ayudar a los pueblos de Ingeniero Jacobacci, Villa La Angostura, Bariloche, y otros más, afectados por el desastre que provocaron las cenizas.

Desde las 15.30 las Puertas de Groove se abrieron para dar comienzo a este festival solidario con Fisión Fiesta Rock y más tarde llegaron los chicos de Ella es tan cargosa quienes tocaron pocos temas, pero una vez más se sumaron a este tipo de recitales para ayudar, de la forma más gratificante, con su música.
La tercera banda fue Eruca Sativa, quien también se hizo presente con toda la fuerza, y la energía que la caracteriza. Tristemente Célebres fueron quiénes siguieron en la grilla y Eduardo de la Puente anunció que el primer camión de donaciones ya se había llenado e iba rumbo al Sur.

Pasadas las 18 llegó una de las bandas que poco a poco se va haciendo más conocida: Los Pérez García. Durante su set se escucharon temas clásicos como “A callejear” y otros más nuevos como “Sigue la noche”. Pero no todo es rock & roll. La hora del acústico, de bajar un cambio en medio de la semana también tuvo lugar con la participación de Lisandro Aristimuño, que con su calidez y profesionalidad logró uno de los momentos más pacíficos de la noche.

A las 19 salieron a escena Los Tipitos, con la buena onda de siempre, con las payasadas de Walter Piancioli, pianista y cantante, y sus canciones, que ya forman parte de las “una que sepamos todos” incluso las más recientes, como “Se te nota” y “Reírnos del amor”. También invitaron a Mariano Custodio, para tocar “Silencio” y cantaron el cover que está en el Tributo a los Cadillacs Volumen 2, “Siguiendo la luna”.

Luego de un poco de música, apareció la poesía y el humor. Fernando Noy, el escritor, poeta cantante y dramaturgo también se hizo presente en esta noche solidaria. Si bien nació en San Antonio, Neuquén, vivió gran parte de su vida en Ingeniero Jacobacci en la provincia de Río Negro, por esta razón vino a ayudar y a recitar un par de poemas y a cantar “Punkito bien”, una versión un poco hiphopera basada en la milonga “El niño bien”.

También hubo lugar para el folklore, aunque no había ponchos, botas ni boleadoras. Quiénes se llevaron todos los gritos y hasta llantos de las mujeres fueron Canto 4, con el bombo, y una combinación de voces que merodeaban entre Iorio y Los Nocheros; pero el más aclamado fue Abel Pintos, el nuevo sex symbol de la Argentina, o por lo menos esa noche. Cantó seis temas, en el que apareció su último hit, “Todo está en vos”.

Una de las voces que siempre dice que sí a este tipo de festivales es Víctor Heredia, apostando una vez más por la gente de su país. Este cantante, sinónimo de lucha y humildad, tocó los temas que todos querían escuchan, esos que representan verdaderos himnos: “Razón de vivir”, “Ojos de cielo”, “Todavía cantamos” y “Sobreviviendo”, entre otros.

A Las 21.30 llego Javier Calamaro, y con él un poco de Rock. Juan Carr, el fundador de Red Solidaria, entró para cantar “No me nombres”, junto con el hermano de Andrés,  mostrando su faceta de cantante. Cerró su show con una versión muy popera, de “Yira... yira…”, según Javier, “la canción más importante del repertorio del argentino Enrique Santos Discépolo”.

Pero el verdadero rock, lo trajo una sola persona: Fernando Ruíz Díaz. Los demás integrantes de Catupecu Machu estaban ensayando, porque están grabando su próximo trabajo discográfico que se va a llamar “El mezcal y la cobra”. La rompió, y por poco rompe también el micrófono, al revolearlo antes del adelanto de su próximo disco. Toda la fuerza y la energía estaban concentradas en Fernando. Tocó “Plan B” y se lo dedicó a Cerati, a Analía Maldonado, la chica que fue trasplantada del hígado días atrás y, como siempre, a su hermano Gabriel. No se olvidó de la causa por la que ese día estaba allí y agradeció la colaboración de todo el público, y de los músicos. Cerró con “Magia Veneno”, pero antes de irse tiró la primicia de que el 4 de diciembre se estarán presentando en el Luna Park.

El final fue a pura fiesta. Los chicos de Pampa Yakuza, que están estrenando nuevo disco “Singularmente”, tenían el último turno, que siempre es el mejor. Estos guerreros en contra del aburrimiento, que llevan como escudo la alegría a todas partes, movieron a todo el público con “Sol de los pobres”, “Buscando sin esperar” y cerraron con “Juntos”, arriba del escenario con los organizadores del festival.

Con las donaciones que se juntaron a lo largo de la semana, se llenaron dos camiones, que seguramente en este momento están ayudando a muchas personas que fueron víctimas de una catástrofe natural inesperada. Una vez más, artistas argentinos de diferentes géneros, se unieron y dieron su granito de arena para una buena causa, en esta ocasión, a la gente de la Patagonia que sufrió las cenizas del Volcán Puyehue.

TODAS LAS FOTOS