Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Resistencia Suburbana

La gente no comprende como soy

Cronista: Gentileza: Pablo Rios | Fotos: Gentileza: Leandro Baglietto

09 de Julio, 2011

La gente no comprende como soy

Resistencia Suburbana presentó temas de su próximo disco en Groove, la noche en la que el país cumplía el 195º aniversario del Día de la Independencia.

La velada la abrió Congo, quienes desde el otro lado del Río de la Plata trajeron los acordes suaves de “Isla” y “Una piedra”. Con una trayectoria de más de 20 años, que incluyó cambios de nombre e integrantes, se pronuncian en Uruguay como pioneros en el estilo reggae  y lo demostraron en la noche porteña con la canción “Bestias”. Luego del candombe “Con un pie”, siguió el cover “Money” de Pink Floyd, con un punteo clásico del ritmo jamaiquino. Luego de “Hey donna”, para cerrar eligieron “El reggae de mi barrio”.
 
Mientras el DJ elegía temas de Marley para amenizar la espera, Resistencia Suburbana se preparaba para subir al escenario de Groove con la fuerza que nos tiene acostumbrados. Con las luces prendidas, la multitud saltaba con el clásico “el que no salta es militar”, y mientras el ambiente se volvía más tenue, la banda entró a pleno con los acordes de “El león”, ese tema que nombra a “los azules” y el público responde con silbidos. Luego se hizo inevitable “Cuidado a quien votas”, justo en la víspera de las elecciones porteñas.
 
Cuando llegó el saludo de Luis Alfa, el reggae ya se sentía en el aire y los acordes de “Va a servir” alimentaban de energía positiva la noche. El momento emotivo llegó con “Nunca me veras caer” una canción nueva dedicada a la memoria del cantautor Facundo Cabral, asesinado esa mañana en Guatemala. La lista estaba bien armada, siempre después de una canción nueva llegaba un clásico para levantar la muchedumbre y “Por cultivar marihuana” fue una de las más cantadas por los presentes que coparon la ex Metrópolis.

Luis agradeció la colaboración de los presentes en una urna destinada al Pabellón 11 del Hospital Muñiz, para niños con HIV sida, a la que le pegaron “Más de una vez“, otra historia fuerte que muestra la cruda realidad del barrio. “Muchas veces tenemos la facilidad de poder ver en el otro los errores y los defectos que no podemos ver en nosotros mismos entonces criticamos, juzgamos a la otra persona y sería muy bueno poder empezar a vernos  a nosotros mismos y ver que nadie es tan bueno ni nadie es tan malo, la bondad y la maldad están, es una carta en el mazo. No critiquemos tanto y cuidémonos un poco, de eso habla esta canción que se llama ‘Soy tu espejo’ y tiene un titulo secundario que es ‘Soy una mierda’”: palabras de Luis mientras el publico ovacionaba la banda. 

La temperatura era alta pero la banda proponía aumentarla con “Elevar”, donde se lo podía ver a Luis echando algún humo. El cover de la noche fue de Tiken Jah Fakoly con buenas interpretaciones de guitarra y la siempre particular voz de Alfa y una corista invitada, hasta que los clásicos empezaron a desfilar: “Querido FMI”, seguido de “Con el viento”, ambas cantadas casi tanto como “Volando”, donde se coreaban hasta los riffs de guitarra y la denuncia que suele proponer Resistencia con su reggae popular, como se manifiesta en “Muerte en Irak”.
 
Pero no podía faltar un poco de amor. El tema más melódico de los de San Martín, “Por amor”, marcó una gran momento. Las palmas acompañaban y se hacían escuchar tanto arriba como abajo del escenario. Se volvía a escuchar el “vamos vamos Resistencia” y era el enlace para que la banda se pronuncie con “No lo hagas más”  otra de las realidades del barrio, la madre que se desloma por el hijo, mientras él sigue en la vida fácil.

En el salón sonaba “Si me dejas”, un reggae con el sello de la banda, que empezaba a despedirse, pero siempre pasa lo mismo, le piden al mozo que “No cierre la cuenta”.  A esta altura con más de una hora y media de show, no era lo más aconsejable, pero a algunos les quedaban energías para saltar con “El cerco”.
 
De su segundo disco, Resistencia + IVA, sonó  “OTAN”, seguido del que tituló el tercer álbum lanzado en 2003, “La unión verdadera”. El tema con el que muchos conocieron a Resistencia fue uno de los más cantados en el tramo final de la noche, “Rastone”, que en su versión original es interpretado con el señor Pity Álvarez, amigo personal de la banda. “Ustedes son la Resistencia, decía Luis. “Las cosas que nadie oía”, tocaba la banda y agradecía a todos. “Con la fuerza del mar” fue la que cerró la noche, la temprana noche que vio tocar una hora y 45 minutos a los poderosos Resistencia Suburbana.

En el Día de la Independencia que más se puede pedir que poder gritar con todas las ganas que se respeten tus valores como ciudadano. Esto fue lo que plantearon Congo y Resistencia Suburbana, dos bandas con una largar trayectoria viviendo en el barrio, que muestran las duras realidades con la fuerza de la unión que los caracteriza.

TODAS LAS FOTOS