Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cielo Razzo

El nuevo ritual

Cronista: Gentileza: Bruno Lazzaro | Fotos: Beto Landoni

15 de Agosto, 2005

El nuevo ritual

Aprovechando el apogeo del candombe rock Cielo Razzo comenzó un nuevo rito que despertará pasiones

Es sorprenderte cómo una banda puede trascender mas allá de lo que muchos, inclusive sus protagonistas, pueden imaginar. Y no estoy hablando de fronteras, ni de mares, menos de líneas que, a veces también nos separan. Hablo de la transmisión de emociones, pasiones, sentimientos, o cualquier otro sinónimo que se les pueda ocurrir.

Uno puede sentarse, saltar o seguir de la manera que uno quiere a su grupo. Pero que desde el escenario esto se transforme en un espejo de ilusiones, eso es raro. Más, cuando las dos masas confluyen hacia un mismo camino: el de la pasión.

Hay bandas que son para saltar, otras para mover el piecito y demás. Pero desde que Los Piojos iniciaron este parate prolongado. Y con el crecimiento de la Vela Puerca en Argentina y la Bersuit Vergarabat (subida a un proyecto ciento por ciento demagógico), Cielo Razzo encontró un espacio en el que su música puede lucir más allá de su originalidad.

Se trata de una banda que puede relucir en el galope de los corazones que extasiados de locura se desangran por una pasión que va más allá de una bandera politizada. Va, como la marea, serena por momentos, y extasiada por otros. Alta, como el cielo que les sirve de estrella ante esos gritos y cantos que los convierten en el nuevo ritual. Y baja, sigilosa y para nada acartonada, como un suspiro carente de aliento. Cielo Razzo no se viene, ya esta, y parece que la Marea los trajo con más fuerza.

El show arrancó y el entusiasmo de la gente encontró resguardo. Hace mucho que no veía gente tan efusiva, el tema es cuando el público no entiende que el protagonista es la banda y no ellos, pero bueno eso es otro tema. “Cableluz”, fue el tema elegido para que la Marea se ponga rabiosa en El Teatro. “Mujer” y “El silencio del ave”, fueron algunos de los temas que pasaron ante un publico que trasladó la pasión que suele conllevar un estadio hacia un teatro.

Luego de un par de temas llegó “Marea”. En esta canción , la gente demostró que, aunque haya pasado poco tiempo desde que salió el disco, el tema ya les pertenece. Siguieron “La Roca” y “Mirada”y “Buscando más”, con un Pablo Pino (voz) que deja claro que lo suyo no es la afinación sino la garra.

Fue una noche con muchos temas, con mucha energía. Bonzo (Mister Mojo) y Coki (Killers Burritos) fueron algunos de los invitados que desfilaron por la pasarela del rock.

A mitad de la noche el violero Fernando Aime mostró la guitarra de una víctima de Cromañon y con ella hizo un par de temas. A lo que la gente devolvió un cantito que decía que a los pibes de la tragedia “los mató la corrupción”.

“Estoy medio para atrás”, pidió disculpas Pablo Pino haciendo referencia a su salud. Otro de los temas que pasaron fueron “Otoño blanco”, su mayor exponente piojoso (con manos al cielo al mejor estilo Ay Ay Ay), “Sola”, un rock and roll al mejor estilo del “Gimme Shelter” Stone, donde los músicos hicieron una fogata de rock a tres violas y un bajo; y “Esa brisa”, una candombe-balada con matices exquisitos.

Para cerrar quedaron “Luna”, “Vueltas” y “Carne 2”, dejando claro que este grupo ya no pide pista. Embarcada en un sueño terrenal Cielo Razzo tiene armas, ganas y fuerza. Tres componentes básicos para una banda que disfruta, tanto como vos, un buen show de rock.
TODAS LAS FOTOS