Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Locos de Nacimiento

El arte de la locura

Cronista: Redaccion El Bondi | Fotos: Beto Landoni

23 de Julio, 2011

El arte de la locura

Locos de Nacimientos se presentó en Buenos Ayres Club para estrenar en vivo Cultura del Silencio, su último disco. Artistas plásticos y músicos invitados como El Piti de Las Pastillas del Abuelo y Ariel de la Furia de Petruza le dieron la pizca de condimento a la noche en que el arte inundó San Telmo.

Luna fría, cielo frío, San Telmo caliente.  En plena noche de invierno, Locos de Nacimiento presentó su segundo disco de estudio, Cultura del Silencio, en  Buenos Ayres Club. A Las 22.30 se abrió el telón y la banda de Almagro integrada por Sebastián “El Turko” Fiorino en la voz,  Agustín “Charly” Zannoli y Nahuel “El pela” García Gómez en las guitarras, Francisco “Pechi” Pagés en batería, Manuel Pagés en el Bajo y Juan Ignacio Colombo en percusión, salió bien arriba con la canción que le da el título a su última placa seguida de “Nunca más tan lejos”.

Mientras los chicos de la banda cantaban, en los costados se podía ver a tres jóvenes (Fausto, Sebastián y Malegria) con aerosoles, acrílicos y pinceles en la mano para pintar dos murales, que terminaron al mismo tiempo que el show. El escenario reflejaba con música, palabras e imágenes todo lo que esconde este nuevo trabajo discográfico que no es más que arte.

Una declaración de desamor, como lo es “Golpes bajos”, con El Turko poniéndose el sombrero tanguero en el pecho y cantando hacia el público, aplacó un poco el clima. Con la llegada de Ariel Justel, el saxofonista de La Furia de Petruza, el aire cambió y se pudo disfrutar de la fusión de un rock y un reggae, “Por  Knock Out”.

Para esta esa altura de la noche, El Buenos Ayres Club, estaba lleno. Todas las mesas se encontraban ocupadas y en el fondo se podía ver mucha gente de pie. Nadie se quería perder del estreno de Cultura del Silencio. Si bien era la noche de presentación de su último disco, Locos de Nacimiento se animó a más y mostró por primera vez una canción de su tercer disco, “Tiempo al tiempo”. Antes de cantarla y actuar utilizando una bolsa de plástico, el cantante, explicó que era un tema que hablaba del paco y de los jóvenes que él veía en el barrio de Pompeya, de un problema muy presente en la sociedad actual.

Después de “Anzuelo”, la canción con aires musicales que rozan a Coldplay, y la furia de “Perdido en una canción”, sonó “La Aurora”, con los dos guitarristas y de la voz de la banda, sentados en el piso con las piernas cruzadas durante todo el tema. “Sin ton, ni son”, esta vez en su versión original y no cantada en versión acústica en la voz del Pela, no podía faltar en la lista de temas, al igual que “Pájaros (enjaulados sin alpiste)” y “Estímulos negros”. A esta altura ya se veía en El Turko a un buen frontman, que se desplazaba por todo el escenario con movimientos exagerados, una expresión corporal potenciada en cada canción y mucha actitud.

Otro de los invitados que aparecieron en esta noche fue Piti Fernandez de Las Pastillas del Abuelo que apenas entró dijo: “Es un placer estar acá. Creo fielmente que vivir esto con Locos, es como vivir con los Sumo contemporáneos”, antes de cantar el tema que grabó junto a ellos, “Operativo Vampiro”. Luego se agregó Ariel de La Furia de Petruza y todos tocaron “¡Ay nene..!” mechado con “Luna Fría”. Para despedirse, después de un show de casi dos horas, decidieron hacer una versión que es la mezcla de dos covers, “La Rubia tarada” de Sumo, con la música y al final también con la letra de “Masacre en el Puticlub” de Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota.

Locos de Nacimiento tienen esa mezcla de oscuridad y fuerza musical necesaria para innovar en el mundo del rock. Cultura del silencio es el último producto de años de trabajo de mentes activas, que siguen componiendo y prometen un futuro exitoso.

TODAS LAS FOTOS