Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Pablo Oliva

Noche con amigos

Cronista: Sergio Visciglia | Fotos: Beto Landoni

05 de Agosto, 2011

Noche con amigos

Pablo Oliva, ex cantante de la banda Gazpacho, se presentó como solista en el Samsung Studio.

Un clima de entre casa se vivía el viernes por la noche en San Telmo, en ese nuevo y muy lindo lugar que es el Samsung Studio, reservado por ahora solo para conciertos cool o artistas de cierto renombre. La previa adelantaba de qué se iba a tratar la velada: una presentación íntima y entre amigos de “Esto es así”, el nuevo trabajo del cantante Pablo Oliva luego de su salida de la banda Gazpacho, la cual sigue su camino de todas formas.

Con guitarra acústica sale a escena Oliva junto a su banda y “Ese tiempo terminó” es una buena pieza que junto a su sucesora, “Entre los dos”, ejemplifican perfectamente el objetivo de esta nueva etapa del cantante, casi continuando el eje musical que comandaba anteriormente, con la canción al frente sobre una base pop y algunos destellos rockeros. Luego “Sueños” ofrece el lado más oscuro de las nuevas composiciones y el humo sobre el escenario acompaña perfectamente el momento.

Entre saludos, la gente se entera de que el disco está físicamente por primera vez esa misma noche, por lo que los músicos lo descubren junto al público. El lugar y ese clima familiero hacen que se suelten varias frases divertidas desde abajo del escenario que todos tendrán la chance de escucharlas.

“Volver” es el primer tema viejo de la noche, y los coros de los espectadores lo hacen notar, cosa que se repetirá con las siguientes intromisiones de canciones de Gazpacho, como “A pleno” (enganchada con “No woman, no cry”), “Un poco más”,  “Árbol rojo”  o “Evolucionar”. Aparte del clásico de Bob, otras dos grandes piezas ajenas son elegidas para la ocasión, y ambas muy bien interpretadas por toda la banda: “Mar adentro” de Héroes del Silencio y “Under pressure” de Queen. Como siempre, ante la oferta de cosas nuevas, si aparece algo viejo conocido cada tanto será muy bien recibido.

Desde la batería, Lucas Hernández, ex Cuentos Borgeanos, comanda el camino junto a Oliva, en una banda donde se destaca la buena performance de los músicos. Los temas se suceden y todo parece llegar a su fin, pero ante la insistencia de los presentes, la banda vuelve a escena para repetir el primer tema de la jornada y así coronar de forma circular una noche amena.

Pablo Oliva sigue la senda musical que había pregonado con su antigua banda, pero ahora en formato solista, algo que ya se está volviendo una extraña característica típica de la escena pop-rock nacional.

TODAS LAS FOTOS