Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Los Pericos

La experiencia es mi escuela

Cronista: Gentileza: Pablo Rios | Fotos: Beto Landoni

05 de Agosto, 2011

La experiencia es mi escuela

En una noche de viernes casi primaveral, Los Pericos presentaron “Pericos and friends” su último trabajo que ya es Disco de Oro y festejaron sus 25 años de historia con un show profundo.

La pantalla de La Trastienda reproducía videos de la última gira por Europa donde la banda llenó estadios. Como se acostumbra en las fiestas había globos con los clásicos colores verde, amarillo y rojo que flotabann en el aire. El clima era muy familiar, padres con sus hijos, jóvenes, y habitués de la banda. 

“Welcome to Jamaica reggae” decía la voz en off que le daba el puntapié inicial al set con el clásico del primer álbum perico. “¿Cómo andan mis loquitos?”, saludó Juanchi Baleirón y sin dejar contestar al público cantaba “Runaway”. La banda sonaba sólida, fuerte y bien y la gente lo disfrutaba. La ola de clásicos iba a invadir el show (“Complicado y aturdido”, “Pupilas lejanas”, “Waiting”) que se coreaban hasta que apareció la sorpresa que levantó más a los presentes “Fronteras en América”, desde el disco King Kong (1989), un tema para nada habitual en los set pericos. “Gracias chicos, estamos pasando un lindo momento felices de ser una familia y encontrarlos a ustedes ahí siempre”, agradeció el cantante

Las palabras bajaron un poco la temperatura pero “Lindo día” habilitó otra vez la fiesta. “Apretamos rewind y nos vamos para una zona de Capital”: Juanchi señalaba para el sudoeste y los acordes de “Torito” más toda la simpatía que caracteriza a la banda, desataron las sonrisas que brillaban entre los presentes. Cuando algún grupo piensa en tocar en La Trastienda, tiene la seguridad en casi todos los casos que va a sonar bien y esta noche no iba a ser la excepción. “Mi resistencia” fue enganchada  por la trompeta en una fusión de acordes con “Mucha experiencia” y, a continuación, “Boulevard”.

Todos sabemos que los covers han acompañado la vida de Pericos y el viernes sonaron “Iron, Lion, Zion” el clásico de Bob Marley, seguida de “Simmer down”  y de la particular “Monkey man”, original del grupo del grupo Toots ande The Maytals y versionado por artistas tan variados como The Specials, Don Carlos y Amy Winehouse.

“Vamos a invitar a alguien que desde el ‘88 nunca más tocó con nosotros… en percusión Diego, alias Yellow, vamos a hacer un tema de aquella época que nunca más volvimos a hacer”, advirtió Juanchi, para presentar al viejo amigo y rescatar de El Ritual de la Banana “Setenta y siete en el olvido”. Los vientos le dieron a “Casi nunca lo ves” una parte especial en el set, una versión un tanto más lenta, con una base más reggae lover. “Mas cerca del cielo” impartió el pogo y el baile en San Telmo, antes una base tipo electro reggae sirva para la presentación y que cada músico se luzca con su instrumento. Y no podía faltar el clásico más clásico, “Nada que perder” o “fumate una chala que esta todo bien” dedicada a los “fumones”.

Más tarde, en “Párate y mira”, la banda invitó a las chicas a mover las caderas sobre las tablas. “Home sweet home” levantó la temperatura. Nos enamoramos con la suave “Amandla” y con “Movida rastafari” llegó la explosión en acordes que terminaría con “No me pares” muy arriba. 
 
Los Pericos supieron reversionarse ellos mismos y reformular la idea de banda. Hoy son una familia con más de 25 años juntos, con muchos clásicos y con la alegría y simpatía que los caracteriza. Brindo por la música, por los años de carrera y por muchos otros shows así.

TODAS LAS FOTOS