Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Blind Guardian

Cae la noche en la tierra media

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Gentileza: Leandro Baglietto

02 de Septiembre, 2011

Cae la noche en la tierra media

El grupo alemán de speed/power metal se presentó en la Argentina después de 13 años.

Muy lejos en el tiempo quedaron los shows que Blind Guardian dio en Cemento allá por 1998. Y si sumamos la cancelación de su visita en 2007 por un problema con su vuelo, la espera suma 13 años sin los teutones en nuestro país. La eterna expectativa tuvo sus consecuencias: un Teatro de Flores colmado y sediento de metal. A las 21, la enigmática y épica intro de música clásica de “Sacred Worlds” abría el camino para que André Olbrich y Marcus Siepen dinamitaran todo con sus machaques de guitarra.

El cantante Hansi Kürsch tomó la posta, saludó y bromeó sobre su larga ausencia “vamos a hacer el mismo show que la primera vez” antes de presentar “Born in a Mourning Hall”. Es increíble lo intacta que sigue la voz de Kürsch. Maneja una variedad infinita de texturas, que van desde un gruñido potente y desgarrador en los temas más agresivos, hasta la melodiosa y extrema pureza en las baladas.

Además del baterista Frederik Ehmke, Blind Guardian cuenta con dos músicos invitados: Oliver Holzwarth en bajo y Michael Schüren en teclado. Este último aportando los arreglos sinfónicos que muestran el crecimiento musical de los alemanes, desde Imaginations from the other side (1995) hasta la fecha.  

La misteriosa armonía de “Nightfall” sonaba hasta que “Time Stands Still (at the Iron Hill)” se encargó de que el Teatro se convierta en una fiesta pagana, al mando de Olbrich, que imitaba con las seis cuerdas el sonido de una gaita.

El grito de “Majesty, Majesty” del público se hizo escuchar y los Guardians no tuvieron otra opción que ceder ante el pedido regalando este himno, que forma parte del manual del speed metal que los tiene a ellos como principales autores.

Después de “Mordred's Song”, la gente enloqueció y con el repertorio de cantitos argentos, generó el “You’re fucking crazy” de Kürsch, que miraba sorprendido el recibimiento a pesar de los años que pasaron sin reencontrarse.

La primera parte se cerró con “Lord of the Rings” - tema basado en la famosa zaga de J. R. R. Tolkien – “Valhalla” con ese grito de guerra, en honor a la fortaleza donde van los caídos en combate, y “And Then There Was Silence” del disco A Night at the opera. Los bises estuvieron a cargo de “Wheel of time” y esa obsesión que tienen en escribir temas sobre el tiempo, “The Bard's Song - In the Forest”, que transportó a todos los allí presentes a un bosque elfo para defenderse de los orcos, y el final con el clásico “Mirror Mirror”.

Blind Guardian rompió la espera infinita después de su presentación en Obras en 1998: se reencontró con su público brindando un show muy pulido, con un sonido que bordeó la perfección y prometió volver pronto….esperemos que así sea.

TODAS LAS FOTOS