Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Greg Howe

Introspección musical

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Beto Landoni

08 de Septiembre, 2011

Introspección musical

El virtuoso guitarrista Greg Howe se presentó en el ND Ateneo junto al gran bajista Stu Hamm.

-Hola
-Hola Greg, habla Michael ¿cómo estás?
-Bien, Michael, ¿en qué andas?
-Estoy por empezar la gira del disco History ¿Querés sumarte?
-Sí, me encantaría…

Algo parecido habrá sido el diálogo que tuvieron Greg Howe y Michael Jackson, a la hora de que el Rey del Pop le pidiese al guitarrista, sus servicios como sesionista. Los años ’80 fueron consagratorios para Howe, quien con sus discos llenos de virtuosismo, se ubicó a la par de colegas como Marty Friedman y Jason Becker, y logró así abrir puertas a otros tipos de trabajos. Por eso, otros artistas del pop como Christina Aguilera y Justin Timberlake también repetirían aquel mismo llamado para contratarlo.

El guitarrista americano llegó por primera vez a nuestro país, para presentar su disco Sound Proof, editado en 2008. Y como sostén trajo a dos músicos de alto calibre: el bajista Stu Hamm, conocido por grabar con Steve Vai y Joe Satriani y el baterista Gianluca Palmieri, cara visible de las giras mundiales de las marcas Yamaha y Vic Firth.

A las 21:30, “Present Moment” del álbum  Project compartido junto a Richie Kotzen, se encargó del romper el silencio, con sus licks bluseros y su shred endemoniado, como muestra de que algo grande estaba por pasar. El riff de “Kick It All Over” doblado por Howe y  Stu Hamm, soltó un groove  infeccioso, que contagió a todos a seguir el beat, reflejando la química que hay entre estos tres monstruos.

Después de presentar a Stu como “Increíble, legendario y buen mozo”, Howe hizo un pequeño homenaje a Stevie Wonder con “Tell me something good” imitando la voz del compositor junto a su guitarra y el wah wah.

¿Cómo es posible emular a la vez, la guitarra acústica de Jimmy Page y la melodía de Robert Plant en el tema “Going to California” de Led Zeppelin? La respuesta la tiene Stu Hamm, que con su solo de bajo,  conmocionó a todos con su versión de este clásico. Por su parte, “Morning view” es una muestra perfecta de los que Howe es como guitarrista: sensibilidad, virtuosismo y musicalidad combinados en su justa medida.

“Esta es uno de las canciones más difíciles que escribí”, aclaró G.H. antes de tocar “Lucky 7”, en donde se van prestando con Stu el liderazgo del tema, y hace imposible entender como en el disco “Live in San Francisco” de Joe Satriani, la gente abuchea al bajista al terminar el tema “Summer Song”. “Birth eye view” donde Gianluca Palmieri aportó su solo de batearía  y el clásico “Jump Start” cerraron esta noche mágica con ovación de pie para los tres.

Greg Howe llegó por primera vez a Argentina y con dos músicos de nivel superlativo, repasó su carrera con un show que llenó todas las expectativas.

TODAS LAS FOTOS