Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Bahiano

A primera vista

Cronista: Gentileza: Pablo Rios | Fotos: Anabella Reggiani

10 de Septiembre, 2011

A primera vista

El Bahiano volvió a los escenarios y presentó Rey Mago de las Nubes a sala llena  en el ND Ateneo. El artista repasó su repertorio con covers, temas propios y reversiones de los clásicos de los lejanos noventas de Los Pericos.

La noche de Buenos Aires pintaba oscura, las calles aledañas a Paraguay 918 estaban vacías y el viento te volaba los pelos. Pasadas las 23 se formó una larga fila de gente que después ocuparía las butacas del ND. Las luces bajaban y subían y cuando todo se apagó la banda salió a escena y comenzó con el show a pleno ritmo. Segundos después, el pelado Bahiano asomó para ponerle voz a “El sol brillará”, canción bien arriba para arrancar. Mientras los sintetizadotes y la guitarraza sonaban, el ex Perico contó “una vez sonó el teléfono y me invitaron a participar de un homenaje a la personas mas grandiosa que tuvo la argentina con respecto a la música que fue Mercedes Sosa”. La canción homenaje a la Negra fue “Duerme negrito”.

Bahiano miraba el cancionero para no equivocarse la letra de la canción de Jaime Roos “Si me voy antes que vos”, y también desde su ultima producción llegó la copla de el Chacho Echenique “Doña Ubenza”. Los aplausos al terminar cada canción se hacían sentir. “Qué importa saber quién soy” decía el estribillo de “Vagabundo”, canción de Los Panchos. El Pelado pidió a todos que se paren, las primeras filas accedieron y a las demás no les quedó otra. Pero el pedido fue porque llegó el baile con “No mires atrás”, seguida de “Planes”

Al micrófono llegó un banco alto, el mismo que se usa en la barra de los bares, y Bahiano se sentó para contemplar la intimidad de “Príncipe Azul”, canción que ameritaba las luces bajas, siguiendo la línea de canciones suaves y tranquilas llegó la creación de Chico Cesar “A primer vista”. Bahiano seguía presentando las canciones de manera muy particular, sobre todo antes de “Rey mago de las nubes”: “cuando  yo lo conocí a Ricardo Vilca, uno de mis hijos estaba entrando en terapia intensiva por una bronquiolitis enorme. Fue un momento complicado y yo tenía que conocer a ese señor que hacía música y tenía que hablar con él, y él me tenía que contar sus cosas… este disco, Rey Mago de las Nubes esta homenajeado a él y a Mercedes Sosa”.

La banda sonaba bien, prolija, suave, precisa e innovadora hasta que la llegada de la cumbia electrónica para “Fácil no es” le dio otra amplitud de ritmos al show, que continuó con “El pescador”, corte de difusión. Sin dejar respirar al público, la banda arremetió con “Fuego”. La invitada de la noche fue Rosana Bonetto, para ahora sí meter el ritmo latinoamericano con “El burrito”.

A continuación llegó la ola de clásicos: una versión de “Runaway” diferente, muy up, con los vientos sonando a pleno. La “Tarde gris” sonaba muy alegre, el público acompañaba el nuevo ritmo de base reggae y disfrutaba del momento. El pelado hizo memoria y en la noche del ND sonó “Mucha experiencia” en su versión original.

“Óyelo”, su primer corte solista (BH+, 2005) sonó también en base reggae, muy arriba. Ese era un Bahiano de los 90, un tipo feliz alegre y lleno de energías. La memoria volvió cuando la lista marcaba la llegada de “Pupilas lejanas”, enganchada por el saxo con “Sin cadenas”. Los aplausos dieron el espacio para que la banda se acomode y siga la fiesta con “Párate y mira” en versión ska fusionada con reggae.  

“El hombre de tu vida” está haciendo mucho ruido en la tira de Campanella y tenía que estar, un tema aún inédito en la carrera de Fernando Hortal, ¿Quién sabe que Bahiano se llama así? La banda salió de escena pocos segundos y volvió para redondear el set, una redundancia si tenemos en cuenta que abrió los bises con “Aquella solitaria vaca cubana”, es una versión caribeña del clásico ricotero. “Complicado y aturdido” siguió la lista de un show que llegaba a su fin, pero antes la banda se lució con una interpretación eléctrica de “Home Sweet Home”. El telón bajó, las luces se prendieron y la presentación de Rey Mago de las Nubes había llegado a su fin.

La banda es una híper banda. Ellos  usan la fusión, que es el estilo de música que identifica a los músicos talentosos de los que no, porque pueden variar en sus estilos. Al Bahiano se lo nota crecido, pero crecido musicalmente, rindiendo homenaje a esos músicos que dieron la vida a escribir grandes poesías. Los clásicos son lo que la gente espera y sonaron bien, fueron originales en un vivo que es mucho más eficiente y convence más que el disco.

TODAS LAS FOTOS