Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Red Hot Chili Peppers

Estuvieron con vos

Cronista: Gentileza: Christian Alliana | Fotos: Anabella Reggiani

18 de Septiembre, 2011

Estuvieron con vos

Los Red Hot Chili Peppers regresaron al país luego de nueve años y fueron el plato fuerte en la primera jornada del festival Pepsi Music.

La fresca pero agradable tarde del domingo permitía suponer un buen marco de gente para la inauguración de una nueva edición del festival Pepsi Music 2011 en el Estadio de River Plate. Y así fue, ya que ni las nubes que comenzaron a cubrir el cielo de Buenos Aires alrededor de las seis de la tarde lograron ahuyentar a un público, en su mayoría integrado por post adolescentes, que se acercó al Monumental para disfrutar la vuelta de los Red Hot Chili Peppers a suelo argentino.

La primera banda encargada de subir al escenario fue Jauría, el combo punk rock que lidera Ciro Pertusi, ex Attaque 77, quien por espacio de cuarenta y cinco minutos mostró temas de su primer disco como “Indios Kilme”, “Océano Anárquico” y “Austin” con la participación de Walas de Massacre. Y justamente Massacre  fue el grupo que subió a continuación para seguir confirmando la tendencia de los últimos años que indica que, si hay un festival, el grupo de Walas estará allí para entretener al público. Esta vez con la excusa de presentar algunas canciones de su última placa, Ringo (2011), el quinteto brindó un show ajustado y potente con “Te leo al revés”, “La octava maravilla” y el nuevo corte de difusión “Tanto amor” como caballitos de batalla.

Cerca de las ocho de la noche llegó el turno de Foals, un quinteto británico casi desconocido en nuestro país, que integró su set con canciones de sus dos discos y que, con el transcurso de los minutos, se fue ganando a la gente que los terminó aplaudiendo respetuosa pero calurosamente. Es que si bien su música no brilló por su originalidad, las bases bailables y las guitarras punteadas lograron mover a más de uno, sumado esto a la particular desenvoltura del cantante Yannis Philippakis quien terminó, primero, cantando en el foso que divide el escenario del público y, luego, caminando por la pasarela que llevaba a la torre de sonido desde donde concluyó su concierto.

Pero lo más esperado de la jornada llegó cuando, pasadas las nueve, se apagaron las luces del estadio y los Red Hot Chili Peppers dijeron presente una vez más en Argentina. El comienzo con “Monarchy of roses” de I´m with you (2011) se vio opacado por el pésimo sonido que no permitió identificar correctamente los instrumentos y convirtió todo el tema en una gran bola sonora. Sin embargo, este inconveniente se fue solucionando y con el correr de los temas la cosa mejoró bastante, aunque el público ubicado de la mitad del campo hacia atrás debió sufrir por el bajo volumen (sumado al intenso viento que reinaba en la noche), algo que comienza a convertirse en una costumbre en los grandes eventos al aire libre. Sin dudas, la muy buena lista de temas hizo que la gente olvidara por momentos estos desajustes.

Si bien la banda venía a presentar su último disco, de esta placa eligió las canciones más efectivas como “Look around”, “Factory of faith” y “The adventures of rain dance Maggie” y las complementó muy bien con su arsenal de clásicos. Fue así que entonces las miradas se centraron en el guitarrista Josh Klinghoffer, prestigioso sesionista que reemplazó al histórico John Frusciante desde su partida hace dos años. Es que la incógnita pasaba por develar cómo se desenvolvería el nuevo integrante sobre todo en los temas viejos y la respuesta finalmente tuvo un sabor agridulce. Y aunque Josh cumplió su papel correctamente, se notó que todavía le falta algo para amoldarse a la estructura chili pepper ya que si bien caminó el escenario con soltura, musicalmente fue tan correcto que pareció no poder despegarse de su condición de sesionista. Y para colmo varió algunos solos clásicos como el de “Californication”, lo que tornó la cosa un poco más rara.

Pese a esto, la experiencia del baterista Chad Smith, el cantante Anthony Kiedis y el gran bajista Flea hizo que el show tuviera sus grandes momentos sobre todo cuando el cuarteto se dedicó a funkear la noche de Buenos Aires con temas como “Can´t stop”, “Blood sugar sex magik” o “Charlie” y de esta manera pusiera a prueba las vibraciones del pogo en River. También hubo lugar para las canciones más tranquilas como “Under the bridge” y “Otherside” o la agresividad casi punk del cover de Stevie Wonder “Higher Ground”.

Sobre el final, el grupo se permitió interactuar con el público poniéndole música al clásico cantito “Olé olé olé cada día te quiero más” y, luego del intervalo y un regreso algo frío con “Dance, dance, dance”, se despidió a pleno con “Parallel universe” y la archi conocida “Give it away”.

En su primera jornada, el Pepsi Music ofreció buenos shows de Jauría, Massacre y Foals. Como cierre, los Red Hot Chili Peppers otorgaron una buena lista de temas y brindaron un set que brilló en los momentos funk, con un gran despliegue escénico y musical de parte de Flea que se robó todas las miradas en la ventosa noche de Núñez.

TODAS LAS FOTOS