Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Personal Fest

¿Vas a seguir mi camino?

Cronista: Gentileza: Paula Claro | Fotos: Jose Fuño

02 de Octubre, 2011

¿Vas a seguir mi camino?

¡Che, que frío! Este fue el comentario más frecuente de la apertura del Personal Fest 2011, que promete un puñado de figuras como The Strokes, Sonic Youth, Beady Eye, Calle 13 entre otros. El inicio le tocó nada más y nada menos que al morocho con pose más sexy del rock, Lenny Kravitz. Antes le calentaron el escenario Beto Cuevas, ex La Ley, y Deborah del corral (¿?), sí, sí, la modelo, esa misma.

Empecemos por el principio. El frío sorprendió a todo el mundo y se notaba en las caras de descontento y alguna puteada al aire cuando soplaba el viento en GEBA. En ese contexto subió Deborah, saquito blanco, sombrero con una pluma. Todo le quedaba pintado. Empezó y “che, no canta tan perro como pensaba”, comenta una señora a su amiga y sí, hay que darle la razón a la mujer regordeta. Deborah no se pone metas que no puede cumplir, acordes fáciles, letras simples, no desafina, y su timbre encaja perfecto con lo que hace, un pop híper suave para una preadolescente con primeros corazones rotos funciona bien. “Les agradezco el respeto” se despidió Del Corral

Llegó el turno del exacerbado Beto Cuevas, ¡¿Qué le pasa a Beto Cuevas?! El tipo canta bien y se nota, es hitero y no para de arengar, pero deja en desconcierto al público, porque es un híbrido entre Chayanne y Fer de Catupecu Machu. El meneo de caderas, pasos feos de baile y el intento de ser un rocker sucio a los 40 y pico no le queda muy bien, pero aún así hay que rescatar el talento del chileno en lo vocal y la facilidad para hacer canciones pegadizas.

Sobre el final hizo referencia a la actual lucha estudiantil chilena, “Yo creo que lo vamos a lograr si el movimiento no se politiza. Este último tiempo estuve en Los Ángeles haciendo un disco nuevo, con mi productor escribimos una canción que decidí dedicársela a este movimiento, va a estar en mi próximo disco y se llama ‘Con Amor y Actitud’” tiró la primicia Cuevas. Sobre el final de esta canción no se puede dejar de mencionar que mechó el tema de Sandro “Rosa, Rosa” que no quedó muy estético, y luego, como si esto hubiera sido poco, hizo lo mismo con parte del tema “Fly Away” de Lenny Kravitz.

Tras una hora de espera en el frío y sin poder comer mucho por la inflación que sufren las patys en los festivales, a las 22 llegó el morocho. Encapuchado y de gafas, para dar un buen golpe de funk abrió con “Come and get it” de su último disco Black and White America, y luego comenzó el juego de seducción con la melosa ¨It ain’t over till it’s over¨. “Mr. Cab driver” sonó monótona, bien tocada, pero aburrida, después de ese pequeño desliz llego un solo de trompeta, que funcionó de manera surrealista: casi cinco minutos de una excelencia jazzera, enamoradiza, que dejó atónitos a todos.
 
“Pasaron seis años pero volví, y ustedes están tan hermosos como seis años atrás”, saludó Kravitz por primera vez y rugió la audiencia femenina. “Hace frío”, agregó; sí, macho, le respondieron varios entre dientes. Entonces llegó “Are you gonna go my way?”, el momento más rocker de la noche, con pseudo pogo y meneos de cabeza.

Los músicos que acompañan a Kravitz son impecables: la bajista Gail-Ann Dorse, el baterista Franklin Vanderbilt y Craig Ross, su guitarrista estable. No hay fisuras, se tocan todo, saben como demostrarlo y Lenny les da su espacio de protagonismo. No quedó afuera ni un solo hit, metió uno tras otro como una ametralladora para dejar a todos satisfechos. Lo mismo en cuanto a su performance: se lo vio cómodo, cantando impecable durante toda la presentación, y aún así con el despojo y la seducción que lo caracteriza.

Para las chicas, una versión acústica “I belong to you”, y tras esta sobredosis de melosidad, nuevamente para que las féminas llegue al éxtasis extremo se baja del escenario y canta casi metido en el público “Again”, porque “al final del día, todo se trata del amor”, tira el cantante.
 
Con un frío para nada primaveral, Lenny Kravitz abrió la edición 2011 del Personal Fest con una actuación que superó las expectativas. Preciso, hitero, con un repertorio completo y la presencia sobre el escenario de una banda que dejó mandíbulas por el piso a más de uno.

TODAS LAS FOTOS