Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Fiesta Revista El Bondi

La casa invita

Cronista: Sergio Visciglia | Fotos: Anabella Reggiani

05 de Noviembre, 2011

La casa invita

El Bondi regaló su fiesta de 2011 en el Club Premier de Caballito junto a las grandes bandas amigas Los Leones, La Condena de Caín y Esencia Vudú. Acá los detalles de una fiesta a pleno rock.

¿Cómo contar lo ocurrido en una fiesta donde nosotros fuimos parte? ¿Cómo escribir alejándonos de la subjetividad plena que nos gobierna al saber que hemos pasado una grandísima noche junto a tres bandas amigas? Lo intentaremos en las siguientes palabras que servirán para describir nuestra visión de lo sucedido en la noche del sábado 5 de noviembre en el Club Premier, cuando El Bondi convidó una fiesta junto a Los Leones, La Condena de Caín y Esencia Vudú.

De a poco la gente comenzó a agolparse en el recinto del barrio de Caballito, mientras los últimos detalles de la prueba de sonido terminaban de concretarse. Esperando en el hall, todos podían disfrutar de alguna bebida, e incluso ricas empanadas, y por qué no algún sándwich de vacío. Se empezaba a latir que el show iba a comenzar y así se agruparon todos los presentes para presenciar el primer set de la jornada, de la mano de La Condena de Caín, banda dueña de uno de los mejores discos que hayan salido el pasado año en el rock nacional.

“En el Letargo de los Pensados” es el nombre del disco en cuestión, y canciones del mismo comenzaron a sonar en la noche, intercalándose con el disco debut de la banda, “Nuestra Negligencia Resulta Sospechosa” (2007). La energía que fluye desde el escenario se ve reflejada también entre la arenga de los presentes seguidores del grupo que a través de sus incansables coros se adueñaban del lugar. Así fueron pasando grandes canciones como “Amor – Lapsus”, “Mosquito” o “El oro y la pólvora” de la mano de la gran presencia que logra la voz de Sawa, que se potencia con el sólido acompañamiento de los demás instrumentos comandados por la guitarra de Matías Westerkamp. También hubo tiempo para un tema nuevo, “Un común más”; cuya letra nos parece indicar que se vendrá en un futuro otro disco con tintes conceptuales de los que ya nos tienen acostumbrados. Demoledor show nos regaló este gran grupo

El segundo turno fue para Esencia Vudú, banda que tuvo mucha actividad en vivo durante este año y que prepara las canciones para su disco debut (el tema “Insomnio” fue un ejemplo de lo que vendrá) luego del EP salido en el año 2009. El cantante Pablo Rivero va y viene entre el teclado y la guitarra, mientras la banda ofrece mucho rock, a veces coqueteando con el jazz, otras con el blues y  por momentos dejando bien al frente a la canción. Suena el tema “Acaso hay una respuesta” y luego, unos inconvenientes con el amplificador de una guitarra no impidieron que el show continuara, ya que la banda dio rienda suelta a la improvisación logrando así sobrellevar el inconveniente de la mejor manera que una banda lo puede hacer: tocando. Hubo tiempo para un set de vientos invitados que matizaron el sonido dejando el escenario dispuesto para el último show de la noche.

El retraso no fue problema para que Los Leones salieran a volar pelucas a puro rock con un gran sonido a cuestas y una performance que demuestra por qué están tocando hace muchos años habiendo compartido escenario nada más y nada menos que con el mismísimo Norberto Napolitano. Con toques de blues y country, y con muchísimo rock and roll, la banda arrasó con todos los presentes durante más de cuarenta minutos incansables. El “Pollo” y el “Demonio” Pistarelli nos muestran a través de sus guitarras y voces de qué se trata todo esto, y nosotros desde abajo solo tenemos que asentir y disfrutar del momento. Gran set para coronar una preciosa noche de rock, de esas que no se olvidarán nunca, y que prometen que seguramente habrá muchas más.

Como broche de oro, se realizó el prometido sorteo y hubo un feliz ganador del viaje con estadía y entrada a las termas a Federación (Entre Ríos), con el encantador detalle que nos dijo que se lo regalaría a su madre. Eso es rock, ¡aprendan!

Luego de aquella primera parada en el año 2008 en La Bulera de Lomas del Mirador junto a los shows de Nagual, La Chingada y Simurdiera, El Bondi volvió a las pistas con su segundo festival de la mano de Los Leones, La Condena de Caín y Esencia Vudú, así que a estar todos bien atentos porque habrá mucha tela más para cortar el próximo año.

TODAS LAS FOTOS