Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Duff McKagan

Aprender a ser más duro

Cronista: Redaccion El Bondi | Fotos: Anabella Reggiani

19 de Noviembre, 2011

Aprender a ser más duro

Duff McKagan, histórico bajista de Guns N’ Roses se presentó con su proyecto Loaded en Colegiales. Crónica y fotos del show.

Fetzet fue la banda encargada de romper el hielo en la noche de sábado, y lo hizo invocando el sagrado fuego rockero. La joven banda presentó su primer álbum Radios eléctricas, editado este año. Entre los temas seleccionados estuvieron “Nada de esto”, “Venus iluminada”, “Atajos” y “Perro eléctrico blanco”, además de la que da nombre al disco. 

Acto seguido, la propuesta para la antesala del show del ex bajista de los Guns N’ Roses era ver a Coverheads, banda que llevó el tributo al hard rock de hace algunas décadas a su máxima expresión, logrando un impacto exitoso para un tipo de proyecto que no muchas veces resulta convocante y que es cuanto menos difícil, porque el control de calidad sobre temas muchas veces escuchados es más riguroso por parte del público crítico. Así todo, Coverheads brindó un show contundente y se dio el lujo de compartir el escenario nada menos que con Phill Lewis, en voz y guitarra: líder de L.A. Guns, grupo ícono del boom del hard rock en Los Angeles y cuyos miembros fundacionales, algunos de ellos formaron luego Guns N’ Roses, al unirse con músicos de Hollywood Rose. En su tercera visita al país, Lewis cautivó a enterados y despreocupados con su impronta eternamente californiana. Coverheads se llevó el reconocimiento que le merecen las versiones fieles y fuertes que hacen de grandes canciones, incalculablemente más estimulante que bandas que hacen temas propios que son iguales a los de grandes bandas. De L.A. Guns sonaron “Sex action”, “Over the edge”, “The ballad of Jayne” y “One more reason”, entre otras. Además tocaron “Never enough” de The Cure.

El plato fuerte de la noche se hizo esperar hasta pasadas las diez. Duff McKagan, un verdadero trotamundos de los escenarios, quien fuera parte emblemática de Guns N’ Roses en el bajo eléctrico durante doce años, apareció con la guitarra Fender Telecaster colgada al hombro, y al frente de Loaded, su banda formada a principios de siglo y reconstruida en 2007, despabiló a un Teatro lleno con muchos seguidores del grupo comandado por Axl Rose y Slash, y, por qué no, con algo de público propio.

La melena dorada, inconfundible en cualquier video añejo de los Guns, ya no es tal. La apariencia de McKagan ha mutado hacia una estridencia más sobria sin dejar de ser un rockstar. Con 47 años y el pelo un poco más corto, Duff no es el mismo desacatado de los noventa, lo que parece rendirle mejores resultados que a su ex compañero Axl Rose, que sale de gira sin siquiera poder cantar como corresponde. El bajista convertido en cantante y guitarrista encontró su mejor forma con Loaded, una banda americana de rock duro que le permite dar salida a su potencial creativo, teniéndolo como eje de la escena durante las presentaciones, y acercándolo en veladas chicas a la gente, sentimiento que se pierde cuando los músicos se acostumbran a llenar estadios de taquito. A su alrededor, cuatro músicos incansables con importante kilometraje en el hard, que lo dejan todo en el escenario: el incisivo guitarrista Mike Squires, el bajista Jeff Rouse y el baterista Geoff Reading.  

El repertorio de canciones se dispuso en momentos bien demarcados. El voltaje fue subiendo paulatinamente en el comienzo con temas de las tres placas de Loaded, Dark Days (01), Sick (09) y el flamante álbum The Taking, como “We win”, “Sleaze factory” o “Cocaine”. También hubo un pasaje para temas de McKagan compuestos cuando solista, como “Ten years” y “Seattlehead”, y de las bandas en que Duff participó en el pasado, entre ellas los Neurotic Outsiders.

Pero lo que todo Colegiales estaba esperando llegó hacia la recta final del show, cuando el rubio de Washington ya tenía puesta la camiseta de la Selección Argentina con su nombre estampado en la espalda: los temas de Guns N’ Roses. Del mítico conjunto californiano hicieron “Dust n’ bones”, “So fine”, “You can’t put your arms around a memory”, originalmente escrita por Johnny Thunders de los New York Dolls, y como broche de oro el clásico “Patience”. No hicieron falta interminables bises.

Reinventarse para seguir haciendo rock del duro y del bueno. Junto a su banda Loaded, Duff McKagan sacudió a Colegiales una noche lluviosa de noviembre.

TODAS LAS FOTOS