Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Los Perez Garcia

Se agrandó la familia

Cronista: Redaccion El Bondi | Fotos: Beto Landoni

02 de Diciembre, 2011

Se agrandó la familia

Los Pérez García hicieron bailar a La Trastienda con el estreno de su quinto disco, La mesa está servida. Crónica y fotos del show.

Llegó diciembre y con él renovadas energías para escuchar rock & roll en la capital porteña. Así es que Los Pérez García arribaron por tercera vez en su historia al local de San Telmo, con motivos de sobra para celebrar el fin de año y el comienzo de una nueva y prometedora etapa. Pocos minutos pasadas las nueve, Beto Olguín y sus secuaces salieron a la cancha con “Tarde y lejos”, “Ecos”, “Ni tan diablo ni tan santo” y “Miro”, temas de sus últimos tres álbumes editados entre 2004 y 2009. La fiesta comenzó con marcada presencia de los vientos, sonando por sobre las guitarras que aguardaban agazapadas, y mucha movilidad en batería y percusión. “Bienvenidos. Nosotros somos Los Pérez García. Salud”

Si bien la presentación oficial de La mesa está servida, grabado durante 2011 en los estudios Del Abasto Al Pasto, Del Buey, El Cuzco y Del Viaje, será entre marzo y abril del año próximo, los muchachos del Oeste bonaerense aprovecharon la velada del viernes para hacer sonar sus nuevas creaciones. “Halcón peregrino” y el primer corte “Tren fantasma”, tema al que ya el público hizo suyo, abrieron la serie de estrenos que seguiría con “21 gramos” y “Monoloco”, cautivante con riffs movedizos, un bajo desatado y los vientos que impulsaban el agite abajo del escenario. “Aunque no la conozcan, ésta también la pueden bailar”, dijo Beto antes de tocar “Curarte”, que tiene la sangre de los ritmos latinos que paralelamente al rock los Pérez García siempre buscaron acaparar.

Para tamaña ocasión varios amigos, de los muchos que hicieron en 17 años de ruta, pasaron por La Trastienda para sentarse en la mesa de los Pérez y servir de sus mejores versiones a una banda quilombera que demandaba ahí abajo. El tecladista Gastón Lombardi de León Vodo, y luego Diego Elicegui, Pity Ayetz y Walter Corbato de Garufas, los dos últimos ex miembros de Pérez García, dijeron presente en gran parte del show en guitarra y voz, percusión, y guitarra respectivamente.

También formaron parte de la lista el reggae “Mala suerte”, único del primer álbum Buenas noches, “Hablando solo”, “Fakir” y un clásico de la banda, “Ruta”. Martín Méndez, productor de La mesa está servida, subió a tocar la viola en “Un vals después de todo”. Y algunos ya lo habían visto rondar por la sala con su impronta stone… Beto invitó al escenario a Pablo Guerra, uno de los miembros fundadores de los extintos Piojos y para “hacer unos rocanroles, porque ya se va derritiendo el queso”. Tocaron “Mal de amores, del disco ¡Ya! y “¿Dónde está mi elefante?”, otra primicia que lleva en La el legado de las sagradas escrituras del rock & roll.

Hacia mucho tiempo que este cronista no presenciaba en lugares de capacidad reducida un pogo tan fervoroso como el de la gente de Los Pérez García. Cuando se abrió la última ronda, Beto Olguín saltó con micrófono y armónica en mano al medio del campo para confundirse entre sus devotos seguidores. Las últimas tres canciones de la lista fueron “Magdalena”, “A callejear” y “Sigue la noche”.

La familia Pérez García se va agrandando. El buen momento de la banda de Aldo Bonzi se ve reflejado en la notable consistencia musical de las nuevas canciones, y en el crecimiento sostenido de un público fiel, que en la noche de San Telmo tuvo su primera cita con los temas de La mesa está servida, su flamante producción.

TODAS LAS FOTOS