Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Babasonicos

A propósito de un buen año

Cronista: Gentileza: Paula Claro | Fotos: Gentileza: Leandro Baglietto

02 de Diciembre, 2011

A propósito de un buen año

Tras un 2011 glorioso, colmado de giras en el exterior para presentar su último disco y festejar 20 años de carrera, los Babasónicos decidieron cerrar el ciclo con toda la pompa merecida en un Luna Park lleno.

Una estructura metálica, con tres pantallas de fondo que simulaban un hotel en el que luego las imágenes se acomodarían según la canción, causaba el primer impacto. Tras las espera, cuando las chicas comenzaban a quedarse sin aliento, mágicamente cada uno de los integrantes subió al escenario. Adrián Dárgelos, cual bufón épico, apareció en lo alto de aquel hotel de fantasía, en un comienzo zapado de  “El Sultán” y “Jaula”, y la histeria de a poco comenzaba a sentirse.
 
La estructura mantenía al multiinstrumentista Carca en el medio, activo todo el tiempo y con una pantalla a sus espaldas parecía más que cómodo y debajo de él se encontraba “Panza” Castellanos concentrado en su cárcel de batería. El que se mostró mas activo que nunca fue Diego “Uma” Rodríguez, quien para “Microdancing”, mientras su hermano cantaba en lo alto, él estaba al borde del escenario motivando a la gente y haciendo de segundo frontman.
 
La mayoría de las canciones fueron de su último disco, aún así deleitaron con clásicos como “Árbol Palmera” de Trance Zomba, “Su Majestad” de Dopádromo y el himno de su primer disco, “Chicos en el pasto”.

No faltaron demostraciones de ego para las chicas, ya que Dárgelos se dio la mano con todas: guiño, ojitos y meneo el culo espaldas al público, para las chicas y los chicos también. Impávido como siempre, fumando un puchito a la izquierda, Mariano Roger contadas veces se acercó a la multitud, apenas a mirarla un poco más de cerca con el rostro en blanco.

“Putita” y “Yegua” hicieron rememorar los primeros pasos al vox populi. Para el final dejaron dos perlitas de A Propósito, “Chisme de Zorro” y “El Pupilo”.

Con dos horas de show encima y ya habiendo hecho lo suficiente, Dárgelos y compañía se despidieron sin muchas palabras. Queda el ambiente vibrante, y con las luces prendidas, de a poco llega la calma.

TODAS LAS FOTOS