Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Children of Bodom

Los ángeles no matan

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Anabella Reggiani

08 de Diciembre, 2011

Los ángeles no matan

La banda finlandesa llegó por segunda vez al país en el marco de su gira “Ugly” para presentar su reciente disco Relentless Reckless Forever en Flores.

El 5 de junio 1960, todas las portadas de los diarios en Finlandia hablaban de una sola cosa: el asesinato de cuatro chicos entre 15 y 18 años que acampaban en el Lago Bodom, en la ciudad de Espoo. El crimen sigue aún si resolverse, pero pasado el tiempo, cinco jovencitos con grandes habilidades en sus instrumentos decidieron recordar el incidente, para darle nombre a su banda: Children of Bodom.

Su sonido innovador marcó tendencias por lo difícil de encasillar dentro del metal, ya que mezcla elementos de varios estilos como el power metal y death metal melódico. Con su furiosa fusión y todo su virtuosismo, los Bodom llegaban por segunda a la Argentina después del primer desembarco allá en 2009.

A las 21:30, Jaska Raatikainen fue el primero en tomar el escenario y se sentó en su batería para amasijar el doble bombo, mientras Henkka Seppälä engendraba con su bajo la base de “Shovel Knockout” del nuevo disco, Relentless Reckless Forever.

Alexi Laiho, líder, compositor, cantante y guitarrista del grupo, demuestra que tiene dos cojones y que le sobra testosterona. “Hace 4 días que estoy realmente enfermo, pero los veos a ustedes y me siento genial”, dijo al principio, y esa aclaración parecía simple demagogia, pero se lo vio escupir -más de lo habitual- y aprovechar los intervalos instrumentales para toser lejos del micrófono. Está realmente con problemas de salud, pero él va, pudre la voz y toca como un animal, en temas como “Are You Dead Yet?”, “Kissing The Shadows” y “Living Dead Beat”, demostrando que es un verdadero Guitar Hero. A pesar de su estado, terminó entregando un show de 16 temas – el promedio de la gira es 17- mientras que los uruguayos no tuvieron la misma suerte y se tuvieron que conformar con 12.

Cuando suena “Children of Bodom” estamos ante una composición emblemática que sirve de muestra para ver el multifacético sonido de los finlandeses: riffs de speed metal, melodías ultra pegadizas, blast beats y bases barrocas con sonido de clavicordio. Sí, todo eso en un mismo tema.

Los teclados diabólicos de Janne Wirman en “Hate me” hicieron explotar a la gente, mientras él tomaba cerveza, tocaba con una sola mano y se preparaba para hacer un solo al unísono con la guitarra de Alexhi que volaría los sesos de varios. Esto confirmó el fanatismo de Wirman por Jens Johansson -tecladista de Stratovarius-, algo que se nota en su sonido y la posición vertical del instrumento, sumado a su gran sentido del humor: recordemos que la banda reversionó “Opps.. I did it again” de Britney Spears y solía juguetear en vivo con “Umbrella” de Rihanna.

“Angels Don't Kill”, “In Your Face” y “Hate Crew Deathroll” sonaron precisos, certeros y oscuros antes de los bises a cargo de “Bodom after midnight” –recordando aquel 4 de junio de 1960- y “Downfall”.

Children of Bodom regresó al país dando una tremenda muestra de carácter con su líder Alexi Laiho, que se bancó la enfermedad  y dinamitó su guitarra con solos a la velocidad de la luz. Y pensar que en Youtube había un video en el que Los Bodom declaraban que no querían venir a la Argentina….

TODAS LAS FOTOS