Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

No Te Va Gustar

Para quedarse a festejar

Cronista: Redaccion El Bondi | Fotos: Jose Fuño

09 de Diciembre, 2011

Para quedarse a festejar

No Te Va Gustar despidió el año en el estadio GEBA el 9 de diciembre, ante más de 15 mil personas que vivieron cada momento del recital con intensidad, emoción y alegría, al igual que la banda que ya forma parte del corazón de los argentinos.

La banda oriental integrada por Emiliano Brancciari (guitarra y voz), Denis Ramos (trombón), Diego Bartaburu (batería), Gonzalo Castex (percusión), Guzmán Silveira (bajo) Marcel Curuchet (teclados) Martín Gil (trompeta y coros) y Mauricio Ortiz (saxo) tuvo un año muy movilizado, en el que presentaron Por lo menos hoy, su último disco, y recorrieron países como México, EE.UU y Chile.

Esta vez, doblaron la apuesta en Argentina y luego de hacer tres Luna Park en abril, decidieron despedir el año en GEBA, con la promesa de realizar una larga lista de temas, y así lo cumplieron con un recital de más de 30 canciones. Pasadas las 21, frente a un estadio colmado la banda uruguaya salió a comerse la cancha con “Ángel con campera” y “Con la misma vara”, dos de Por lo menos hoy, seguido de “Cómo si estuviera” de El camino más largo, su disco anterior.

“Porque al fin y al cabo, el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”, con esas palabras de Eduardo Galeano cerró el video de la campaña contra la violencia doméstica, y fue el pie para que suene “Nunca más a mi lado”. “Este es un tema que me cuesta memorizarlo, por eso vamos a llamar a un amigo que conocimos hace poco pero con el que tenemos mucho feeling: Fernando Ruíz Díaz”; entonces subió el cantante de Catupecu para hacer “Poco”.

Durante la noche Emiliano explicó algunas historias de las canciones. Primero lo hizo con “Los Indiferentes” en la que dijo que habla de esa gente a la que no le importa nada ni nadie, dedicada a las personas que en su país se niegan a los juicios contra los dictadores militares. Más tarde se emocionó y dijo: “Hay gente cree que este tema es para una mujer, pero no. Sigo siendo argentino y esta canción la escribí en 2002 después que pasaron cosas bastante feas en el país”; y mientras sonaba “Verte reír”, las sensaciones que provocaban cada verso eran diferentes, traían recuerdos y ponían la piel de gallina.
“El equilibrista” se sumó por primera vez a la lista de temas, ya que nunca la habían tocado en vivo, con el plus de los coros del cuarteto vocal La otra, quienes luego hicieron una versión muy candombera de “Sudáfrica”.

El espíritu argento de Briancciari es muy notorio, y sorprendió a más de uno cantando “Naranjo en flor”, con toda la fuerza y presencia que conlleva ese tema. Se dio un gustito, en su país frente a más de 15 mil personas.

A esta fiesta todavía le faltaban más invitados y, ¿quiénes no podían faltar en este show tan importante? Sí, ellos, sus hermanos de Agarrate Catalina, quienes trajeron el candombe uruguayo, el más puro para complementarse a la banda y cantar “Clara”, “Cielo de un solo color”, y una nueva versión de “Navegar en paz”. También para empezar a poguear y al triple grito del cantante de la banda con “¡¿Baila Buenos Aires?!”, llegó Martín Lorenzo de Los Auténticos Decadentes con quién tocaron “Pensar”.

Luego de batir el record en gente sobre los hombros de otros en “Chau”, debido al pedido de Briancciari, ya que admira mucho a esas personas, un popurrí de canciones en las que entraron partes de “La única voz”, “Irigoyen” y “El oficial”, encendieron al público que explotó en “Mucho más feliz” y “Te voy a llevar”, mechada con “Todo un palo” de Los Redondos”, un cover que hace bastante tiempo ya es un clásico de la banda.

Sólo para tomar impulso y llegar al final sonaron los temas que no dejan a nadie quieto, dónde explotó el estadio con “No hay dolor”, “Nada para ver”, “El camino” (que es la mezcla de una Cramfields y el pogo de Jijiji, obviamente más chica) y con el cierre de siempre con “No era cierto”.

No Te Va Gustar es de las bandas que ya no son extranjeras, porque se ganaron la identidad argentina. Pasaron a ocupar gran parte del hueco que dejaron las separaciones de nuestras bandas grandes, pero mostrando algo diferente. Esta noche fue una fiesta que se tenían muy bien merecida y el público realmente la disfrutó en cada momento.

TODAS LAS FOTOS