Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Toxicos Rock

El rock está en ellos...

Cronista: Gentileza: Gaby Salomone | Fotos: Beto Landoni

29 de Agosto, 2005

El rock está en ellos...

Los chicos de Tóxicos se presentaron en el mítico teatro Verdi de la Boca donde adelantaron temas de su próxima placa. Y no estuvieron solos, hubo invitado sorpresa y la Simona Rock auspició el cierre de una noche unde

Son de Quilmes y son cuatro: Turco en voz, Mauri en guitarra, Clay en bajo, Catu en batería . Son los Tóxicos Rock, y la vienen remando con todo lo que implica sobrevivir en el under. Vienen de una maratón de presentaciones en sus pagos, y el último viernes cargaron los instrumentos y cruzaron la Gral. Paz para traer su enérgico show a La Boca.

Con un demo en la gatera, y ya planeando la primera de la placa, los Tóxicos destilaron un repertorio que dejó bien en claro que lo de ellos es la variedad de estilos. Ante un modesto público, la banda de la localidad cervecera desplegó desde el más violento rock, pasando por el funk, el ska y el reggae.

A 30 minutos de la media noche irrumpió Mauri (guitarra) con una zapaba mientras el resto de la banda se acomodaba sobre el escenario. Fueron uno segundos y los cuatro estallaron con un poderoso rock que ratificó el nombre del tema apertura: “El rock está en mi”.

La sala contaba con un público muy atento, aunque algo tímido, exceptuando aquellos fieles de siempre que no dejaron de corear. Desde el escenario la armonía de la banda se plasmó en con muy buen sonido desde canciones como “La casa está en orden” “Volviendo a casa”, “Hey Hey” y cuando se vino el reggae la gente comenzó a soltarse y la energía se contagió a teatro entero.

De ahí en más, fue como si hubieran subido el volumen, la banda arremetió con su costado más “tóxico” y un clima bien funk se generó con temas como “Donde estaré” y “Qué vas a hacer”.

Para el cierre, paradoja y sorpresa... con el tema “No importa el final”, lo más importante: el invitado, Pedi de Jóvenes Pordioseros se sumó a la banda guitarra al cuello y el ambiente quedó de lo más ardiente. Sin dudas, esta banda de Quilmes tiene mucho por recorrer, pero el pie en el acelerador lo tienen y se nota en la versatilidad para moverse por variados estilos con la misma altura y la energía que transmiten.

Pero no la noche en la Boca no terminó ahí, para mantener la temperatura, vinieron los chicos de La Simona y el Verdi se tiñó de rock and roll hasta la madrugada. El teatro terminó de colmarse y disfrutó de un recorrido por nuevos y viejos temas.
TODAS LAS FOTOS