Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Almafuerte

Revoleando canas

Cronista: Gentileza: Pablo Gabriel Krause | Fotos: Beto Landoni

31 de Agosto, 2005

Revoleando canas

Almafuerte festejó sus primeros diez años como banda con un aplastante show en El Teatro. Entre clásicos y temas del último disco, tanto fanáticos de la primera época, como los más actuales dijeron presente.



La escena era similar a la de cada show de Almafuerte, desde temprano muchísima gente se acercó a El Teatro, donde circulaban de un lado a otro las remeras de V8, Hermética y Almafuerte. Los ya tradicionales cantitos “Iorio lo más grande del heavy nacional…”, “el que no salta es un stone” y “V8 no murió” se hicieron escuchar desde el arranque.

Pero esta vez había algo distinto, entre tanto público uno podía distinguir a más de uno con un par de décadas más que la banda, entremezclados en la escena, esperando por la salida de Iorio y compañía. Y sí, los fanáticos de la primera época estaban obligados a dar el presente en el festejo de Almafuerte.

Tan sólo diez minutos después de lo pactado, las luces verdes sobre el escenario acompañaron los coros de la gente para “Muy cansado estoy”, clásico de V8, que sirvió para darle la bienvenida “a mis amigos” como el mismo Iorio definió a los presentes antes de repasar parte de su último trabajo, Ultimando.

Poco se puede acotar del sonido de Almafuerte en vivo. Con sólo escuchar un par de temas se hace evidente tanto tiempo juntos, lo que la da a la banda una solidez y seguridad que se ve reflejada en la potencia y fidelidad que logran en vivo. Ni un solo acople en todo el show -a excepción de las piruetas de Iorio con el micrófono, que lo tuvo a mal traer buena parte de la noche- sencillamente, la base rítmica forma una pared impenetrable de sonido, en donde es imposible encontrar un hueco.

Por supuesto, el show de frases de Iorio no se hizo esperar. Entre tema y tema ligaron todos, Catupecu Machu, Diego Torres y hasta un periodista que lo había entrevistado unos días atrás. Algo que quienes hayan visto a la banda aunque sea una vez, sabrán que es moneda corriente y hasta le da un atractivo extra al show.

Volviendo a lo musical, no faltó tampoco el homenaje al Carpo, con “Del más allá” en donde el Tano demostró toda su habilidad musical en un solo impecable. Y antes de retirarse a un pequeño intervalo, dejaron a la gente demolida con “A vos amigo” que registró sin lugar a dudas, el mejor pogo de la noche.

Luego de algunos minutos fuera del escenario –según explicó Iorio “para tomar algo, porque ya no estamos para hacer un tema atrás de otro”- volvieron para arremeter con un clásico atrás de otro. Primero con “Almafuerte”, después una versión algo más heavy de “Se vos” y –antes de volver a dejar el escenario- “una canción que la van a cantar ustedes, porque no es mía”… “Sirva otra vuelta pulpero”. Después del saludo, el revoleo de palillos, púas y demás, la banda retornó nuevamente para despedirse definitivamente ¿cómo? con “Tu eres su seguridad” o ¿Pensaste que iban a cerrar con otro tema?

No hay mucho para analizar. Almafuerte demostró que los años –aunque no vengan solos- lo único que hicieron fue brindarles un sonido cada vez mejor arriba del escenario, y que siguen tan vigentes como el primer día, o tal vez más... Feliz cumpleaños, Almafuerte.

TODAS LAS FOTOS