Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Marea

Sube, sube, sube

Cronista: Gentileza: Francisco Andres Anselmi | Fotos: Anabella Reggiani

16 de Febrero, 2012

Sube, sube, sube

Los españoles Marea visitaron por tercera vez el país a presentar su sexto disco de estudio En mi hambre mando yo.

Suenan duro, fuerte, pesado,y el público demuestra la misma efusividad que como si fuera La Renga o Divididos; ellos parecen más de acá que de allá: el guitarrista Kolibrí Díaz y el bajista Piñas Beaumont sorprenden por su hermandad con Skay Beilinson y el Tete de La Renga –es más, son amigos y compartieron escenario con los de Mataderos el año pasado en el Autódromo fatídico en que murió Miguel Ramírez-; Kutxi Romero, la voz que le pone fiesta a la ceremonia, es de un primo lejano del Korneta de Los Gardelitos. En cambio, los únicos dos que parecen de otra parte son el baterista Alén Ayerdi y el segunda guitarra César Ramallo. Son los Marea y están tocando en Groove, para presentar su último disco En mi hambre mando yo.

Debe ser raro e intrigante para una banda que recorre doce mil kilómetros para presentarse en otro continente, ante un público totalmente desconocido y en un país que, hoy en día, no se distancia mucho de lo que es España y el continente europeo; pero ellos no tuvieron mucho de qué preocuparse: en las tres fechas que hicieron en Argentina –Mar del Plata, Rosario y Capital Federal- llenaron los recintos, y con creces. 

En Groove no entra ni una persona más. Remeras negras por aquí, crestas por allá y el aire que está jugando afuera con la lluvia intensa que viene acechando a Capital Federal desde hace dos días. El calor agobia y mientras el dos por uno de cervezas de acaba rápido, la gente se empieza a impacientar: “¡Vamos, Los Redondos!” grita un pequeño grupo de gente. Son pocos, y un grupo mayoritario los rectifica: “¡Marea, Marea!”.

El grupo tiene preparado un show a la altura de una gira mundial: dos horas y media y casi treinta canciones sin bajar un solo segundo el rendimiento ni la intensidad. Recorrieron sus quince años de trayectoria ni tampoco dejaron pasar los grandes clásicos como “Que se joda el viento”, “Con la camisa rota” o “Ángeles del suelo”.  Claro, como toda gran gira, también tuvieron bises en los que sonaron “Romance de José Etxailarena”, “El perro verde” y su misma canción homónima –claro, “Marea”-.

Los españoles pasaron por el país con un gran show a cuestas, en el que demuestran que a quince años de su primer disco, continúan más vigentes que nunca.

TODAS LAS FOTOS