Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Marky Ramone

Precisión Punk

Cronista: Gentileza: Paula Claro | Fotos: Gentileza: Leandro Baglietto

17 de Marzo, 2012

Precisión Punk

Marky Ramone se presentó en el Teatro Flores con su proyecto Blitzkrieg, que incluye al ex cantante de The Misfits Michale Graves, en el que tocan los mejores temas de The Ramones.

Para el público argentino, Los Ramones son algo más que una banda, despiertan ese fanatismo que nos recuerda al que se tiene por los Redondos. Los Ramones no tienen que ver con si te gustan o no, es ser o no ser de los Ramones cual equipo de fútbol. Con la idea de mantener ese legado, el único integrante vivo de la formación más característica de The Ramones salió a tocar con el ex cantante de The Misfitis Michale Graves en un proyecto que llamaron Blitzkrieg.

En el barrio de Flores a las 19 ya se podía respirar, ver y sentir lo que estaba por pasar en un rato. Una hora más tarde, un patovica se encargó de avisar a los gritos que las entradas estaban agotadas, que no se venderían más. Adentro del teatro espesaba el calor, pero la birra en vaso de plástico se encargó de aplacarlo. Para que todo pase mas rápido los Nihilismo hicieron saltar a la gente con ¨Nunca seré policía ¨de Flema.

Apenas pasadas las 21hs, se abrió el telón, y tras una intro, así sin más, ingresaron al escenario los músicos. Marky se acercó al micrófono y tiró un: "Hey", y la audiencia ardía. Graves puso más empeño y saludó en español. Como era de esperarse comenzaron con una seguidilla de canciones, "Rockaway Beach", "Teenage Lobotomy", "Psichoterapy", "Do you Wanna Dance?", y así podríamos seguir nombrando clásicos, entre los casi 30 temas que tocaron sin parar.

A Marky pareciera que no le pasaron los años, la precisión y solemnidad con la que sigue tocando sin respiro, tema tras tema, sorprende y emociona. Graves por su parte no quiere cargar con ser un nuevo Joey Ramone, al contrario, baila y se mueve de la misma manera que lo hacía en sus primeras épocas con los Misfits. Vocalmente, tampoco trata de imitar a nadie, sigue adelante con su característico timbre de niño. Marcelo Gallo, el argentino ex guitarrista de Expulsados, se lució en su instrumento y aplicó movimientos a lo Johnny.

Luego de "R.A.M.O.N.E.S", y un parate merecido tras más de 40 minutos de tocar sin parar, Graves apareció sobre el escenario y se calzó la acústica para interpretar algunos temas de The Misfits como "Descending Angel" y "Saturday Night", para los amantes de esta banda fue un lindo regalo, para otros un espacio demasiado largo, pero aún así el público se coreó todo.

"Yo vine desde Mar del Plata, con ver a Marky soy feliz" comentó una chica del público mientras esperaba paciente que el baterista vuelva a su trono. Para calentar motores, salieron una vez más al escenario con ¨Dig up her bones¨, ultra hit de Misfits que tiene la fuerza de levantar a un muerto. Como se esperaba, los dos temas finales fueron el cover de "What a wonderful world" y a puro ¨Hey Ho, Let´s Go" se fueron con "Blitzkrieg Bop", después de hora cuarenta de show.

Con el puño en alto y un seco "Thank you", fiel a su estilo, Marky se retiró. El público estaba hervido en pogo y machaque, y aunque las luces se habían prendido le costaba retirarse. La banda podía seguir ahí dos horas más que se pasarían volando, pero en algún momento los músicos tienen que descansar, así que esta vez fue sin segunda vuelta.

Por Avenida Rivadavia se alejaban del Teatro Flores las sonrisas de portadores de remeras Ramoneras, comentando lo increíble que había sido el show y pensando si estarían de nuevo por acá en breve.

TODAS LAS FOTOS