Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Buenos Aires Karma

Ya no hay miedo

Cronista: Gentileza: Paula Claro | Fotos: Anabella Reggiani

13 de Abril, 2012

Ya no hay miedo

Buenos Aires Karma se presentó en La Trastienda junto a los rosarinos de Fluido para continuar con la presentación de Limo, su segundo disco.

Teniendo en cuenta como vienen trabajando los Buenos Aires Karma (BAK), una Trastienda no puede ponerlos nerviosos. El año pasado presentaron su segundo disco Limo ahí mismo, así que ya sienten como en su casa al boliche de San Telmo.

En esta oportunidad compartieron escenario con los rosarinos Fluido, quienes pese a estar de visitantes, tocaron ante un público propio que coreó sus temas y arengó hasta el final. Con todo listo casi llegando a la 1 am, los BAK ingresaron al escenario y arrancaron con "Soles en la noche", corte del disco con su correspondiente video, que se puede encontrar en Youtube.

Como hemos dicho en otras oportunidades, los BAK suenan muy sajones,  más allá de sus canciones interpretadas en inglés: es una banda que desde la composición de las melodías, las letras y la incorporación de instrumentos y sonidos ofrece algo que actualmente no se encuentra en demasía. Sus integrantes mismos, alejados totalmente de cualquier pose, suben a hacer lo que mejor saben y eso se nota.

Para el tercer tema lo invitaron a subir a Alan Juli, guitarrista de Laissez Faire, quien ya ha compartido otras presentaciones con los BAK y parece uno más de la banda.

El cantante y guitarrista Pablo Passano, quien con sus jeans, remera lisa y rulos por momentos recuerda a Luke Jenner de los neoyorquinos The Rapture, desafió al público a acercarse un poco al escenario. "Vamos a volar el techo de acá", exclamó para luego preguntarse y responderse. "¿No está de moda el pogo? ¡Entonces bailen!.

El recital contó con dos invitados de lujo. Primero subió Diego García, un guitarrista que entre otros colaboró con Andrés Calamaro, y después llegó el turno de otro García, Leo, quien se acercó para hacer un pequeño homenaje a Gustavo Cerati y cantó "En la ciudad de La furia". Leo demostró en el escenario la humildad de esos músicos y cantantes que de tanto bagaje ya ni les pesa, bastó que abriera dos segundos su boca y entone para sacar la voz que es su fuerte. Passano y Emanuel Saez, el otro cantante y guitarrista, aprovecharon el momento también para corear juntos la canción que se evidenciaba importante para toda la banda.

Quizás el sonido no los ayudó en un principio, pero los Karma se las arreglaron para dar un show 100% a la altura del lugar. La gente salió satisfecha y gratificada por ver bandas jóvenes que están tratando de hacer un nuevo rock e incorporar nombres frescos a una escena que le esta faltando justamente eso, frescura y BAK es una buena bocanada de aire. 
TODAS LAS FOTOS