Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Entre Rios

Un viaje a Entre Ríos

Cronista: Gentileza: Angie J. Bensignor | Fotos: Gentileza: Ro Diaz

05 de Septiembre, 2005

Un viaje a Entre Ríos

El grupo de pop electrónico que se hizo conocido a través de la publicidad de cerveza se presentó el fin de semana pasado en el ND /Ateneo. Allí mostraron su último trabajo discográfico con en un show en el que prevaleció el juego estético

Sábado 03 de septiembre, 23:20 hs. ND/Ateneo. Vi luz y entré a ver qué onda (a propósito del nombre del disco homónimo de Entre Ríos, una banda de esas que recuerdan a parte de la movida cultural palermitana que a veces, de tan personal, es difícil de entender).

Entre Ríos es un grupo que ligeramente encasillaríamos como techno pop. Lo primero por su base electrónica (incluyendo el efecto con un suave eco que distorsiona la voz); lo segundo por las melodías de sus letras. Aunque habría que aclarar que tienen un dejo de melancolía baladística (si es que esa palabra existe en algún polvoriento diccionario).

Este fue el segundo show en el ND en el que presentaron su más reciente CD. Para ello optaron por una atmósfera íntima y oscura (incluyendo el atuendo personal), sólo luces blancas y tenues iluminaban a los músicos: Gabriel Lucena en programaciones y teclados, Sebastián Carreras en samplers y teclados, y la nueva cantante Paula Meijide.

Al principio la escenografía contó con una pantalla que en cada tema mostraba un video en blanco y negro en el que llamaba la atención algún elemento amarillo, desde una flor, pasando por un saco, medias, paraguas y hasta globos.

La canción elegida para oficiar de apertura fue “Inocencia”, a la que siguió “De tener”. De allí pasaron a un ritmo más movido de la mano de “Salven las sirenas”, corte de difusión de Sal, en medio del acompañamiento de armónica realizado por Paula.

La noche continuó sombría, mientras desfilaban canciones como “Claro que sí”, “Cerca & Extraño”, entre otras tantas del último disco. Finalizando esta parte los muchachos se lucieron con sus ¿solos de sintetizadores, Mac’s , teclados y samplers? ¿Improvisaciones?, o como sea que la jerga electrónica los llame.

Se sube la pantalla. Una nueva escenografía de cortinas blancas que absorben lo colores de las luces da cuenta de la nueva situación. La penumbra se volvió color, a veces azul, a veces naranja.

En fin, ahora sí parece ser el momento adecuado para saludar al público - cambio de vestuario de por medio para ella, esta vez en tono blanco con el arreglo de una flor amarilla - un saludo corto que en realidad busca introducir a la famosa invitada de la noche, esposa de Carreras y recientemente madre: Juliana Gatas, de la exitosa Miranda!. “Tengo mediodías para dar” dirá “Sobra”, quizá por ello el cambio de onda.

Llegarán después temas como “Tantas veces”(que, podría decirse, recuerda al sonido ochentoso y en él Paula mostrará sus dotes de mini guitarrista, esto con relación al tamaño de su pequeño instrumento color negro), “Odisea”, “Tuve” del EP Provincia y “Lima” de Idioma Suave.

Despedida y regreso con Juliana Gatas. Luego, el tema esperado. Aquel que uno estuvo anhelando toda la noche, el que se hizo conocido (y los hizo conocidos) a raíz de la publicidad de Quilmes que sale en la tele, en la cual se escucha “Hoy no te cambió por mí, es mejor que sepas lo que siento (...) moriiiiiirme a los extraños...” y así. El nombre del tema es en realidad “Hoy no” y fue el único que la gente acompañó con palmas.
¡Qué se puede decir! Entre Ríos, un nombre muy extraño para una banda de igual cualidad. ¿Sólo para entendidos?. No. Sólo para escuchar preferentemente en la privacidad de la intimidad.
TODAS LAS FOTOS