Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Noel Gallagher

No mires atrás con rencor…

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Gentileza: Leandro Baglietto

06 de Mayo, 2012

No mires atrás con rencor…

El mayor de los hermanos Gallagher se presentó por primera vez como solista en el marco del Personal Pop Festival.

Los pedazos de la guitarra de Noel Gallagher volaban en el backstage del Festival de Rock de Seine en Paris. La feroz pelea con su hermano Liam, dejaba dos víctimas: primero, la viola, y segundo, la continuidad de Oasis como banda (1991-2009). Los caminos de los de Manchester se bifurcaban: el menor continuaría batallando con Beady Eye, mientras que el mayor comenzaría su carrera solista con Noel Gallagher‘s High Flying Birds. “Los pájaros que vuelan alto,” reza el nombre de su nuevo proyecto, y musicalmente, realmente se animó a levantar vuelo, logrando uno de los mejores discos de 2011, el cual vino a presentar en GEBA.

A las 21:30 acompañado por Russell Pritchard en bajo, Mike Rowe en teclados, Tim Smith en guitarra y Jeremy Stacey en batería, Noel arrancó con un doblete de lados B de Oasis con “(It’s good) to be free" y “Mucky Fingers”, dándole la espalda a los temas más radiales, para centrarse en su reciente creación.

“Everybody’s on the run”, “Dream on” e “If I had a gun” de su nueva placa confirmaron el gran dominio que tiene Noel sobre la melodía a la hora de crear, sabiendo que su pasado, presente y futuro lo ubican como uno de los grandes compositores surgidos del Reino Unido. Simple, directo, actual y con ese estilo bien british pero alejado del sonido de ex banda, lo cual es todo un mérito. Así suena High Fliying Birds…

Mikel Rowe suple desde su teclado, los arreglos de cuerdas y el solo de trompeta en “The Death of you and Me”, mientras Noel presenta, “Freaky Teeth” un tema nuevo que aún no tiene lanzamiento oficial.

Guitarra en mano y en solitario, el líder de HFB toma el escenario para tocar en formato acústico “Supersonic”, aquel primer single que pateó el tablero en 1991 y que junto a Blur, cambió la forma de escribir música en Inglaterra. Pero Gallagher termina peleando contra su propia versión. Arranca y para. “No, no, está muy lenta” explica. Segundo round, se detiene. “Sigue estando lenta, olvidé como tocar esta maldita canción” se ríe, para después regalar una interpretación más parecida a la original.

El sonido electro pop y up tempo de “AKA…What a Life” puso a bailar a las más de 8000 personas que se acercaron a GEBA, mientras continuaba el repaso de la otra cara de Oasis con “Talk Tonight” y “Half the World Away”, relegando los hits.

Antes de “AKA…Broken Arrow” el público había cantado a capella, “Live forever”, pero el hincha del Manchester City no hizo caso a la petición. Ante la insistencia de los fanáticos, respondió: “No está en la lista, pero si quieren, sigan perdiendo su tiempo…”. Sin captar el mensaje, la gente volvió a reclamar el tema, ganándose un merecido “Fuck off!”.

Así es Noel, parco, egocéntrico al igual que su hermano, pero su talento lo justifica y los bises son una muestra de ello: “Let the Lord Shine a Light on Me” con su estilo Pink Floyd y un final a pura nostalgia con “Whatever” y “Litte by Little” -los cuales nunca fueron tocados en sus visitas anteriores  con Oasis- para cerrar con el clásico “Don’t look back in anger” con la voz de la gente adueñándose de la canción.

El mayor de los Gallagher demostró que la separación de su emblemática banda no dejó secuelas creativas. Él siguió adelante con un nuevo y ajustado grupo y por eso, no tiene por qué mirar atrás con rencor…  






TODAS LAS FOTOS