Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Atari Teenage Riot

A Puro Grito

Cronista: Gentileza: Paula Claro | Fotos: Anabella Reggiani

07 de Junio, 2012

A Puro Grito

Atari Teeenage Riot, la banda berlinesa de Digital Hardcore, se presentó por primera en la Argentina. Niceto fue el lugar elegido para recorrer las canciones de su carrera y presentar Is this hyperreal?, editado en el 2011.
 

¿Atari Teenage Riot? ¿La banda de culto? ¿Esa que está re buena? Hace 15 años tendrían que haber venido. No importa, fueron 20, y estaban acá, el jueves por la noche en la pista de Niceto. 
 
Para quienes la espera había sido ya demasiado larga durante estos años, no importaba si pasaban Le Tigre, los Stooges, o lo que fuera para que esperar al trío alemán: entre cigarrillos, faso, y otras yerbas, en el ambiente se podía oler que lo único que importaba era que salgan. Las luces por fin se apagaron y luego de una intro de bases, se abrió el telón y ahí estaban Alec Empire, Rowdy Superstar y la única fémina, Nic Endo.
 
Alec lucía una remera que profesaba "Mantengan Internet lejos del control del gobierno", apenas un esbozo de su espíritu combativo que es lo que lo caracteriza tanto a él como a ATR en toda su existencia.
 
 En el show no hay respiro, no importa cuanto tiempo estén sobre el escenario, y lo más importante de verlos es que nunca se puede saber qué van a hacer. Sólo había pasado una canción, y Empire se tiró sobre el público sobreexcitando a la audiencia. Mientras, Endo seguía sumida en un trance de baile y gritos.
 
Con "Are You Ready to Testify?" la banda nos remite, desde el título de la canción, como desde la actitud antiimperialista, que se los puede relacionar con Rage Against The Machine, con quienes también han compartido escenario. Esta canción circula con un video que fue hecho conjuntamente con tomas de los fans en protesta de las leyes S.O.P A. y PIPA.
 
Con "Speed", uno de los temas mas conocidos y festejados del trío,  Rowdy, que también ya se había tirado al público, esta vez dobló la apuesta y se colgó de una cortina, balanceándose en el aire, para luego caer nuevamente sobre el escenario.
 
Cuando todo indicaba que se acercaba el final, Rowdy y Nic Endo abandonaron el escenario y Alec se quedó solo tras las bandejas y liberó los sonidos más retorcidos durante unos 10 minutos. Luego tomó el microfono: "esta era una deuda pendiente, sé que esperaron muchos años... A Carl Crack le hubiera gustado estar aquí", dijo en referencia al quien también fuera fundador de la banda y murió en septiembre del 2001 tras una sobredosis.
 
Para el final, dejaron una base demoledora y los tres integrantes del grupo coparon el escenario, entre los agudos de Endo y el beatbox furioso de Rowdy, Empire seguía mirando a la gente y saludando, siendo uno más sin pudor alguno. 
 
 Así se fueron. Fue una hora y media sin apenas poder respirar, sin descanso, no dejaron ni un segundo para la distracción. La gente salía atontada, esto había sido histórico. Mejor imposible.
 
TODAS LAS FOTOS